Mientras la violaban, Patricia sufrió una convulsión, se cree que el atacante está prófugo en SLP

792

México.  El pasado 8 de agosto, dos jóvenes asesinaron a Patricia Carrera Chaparro de 16 años de edad en Santa María del Oro, Durango, después de violarla la arrojaron a un río mientras la joven se convulsionaba.

La menor de edad, dejó huérfana una niña de siete meses de edad. Patricia Carrera era madre soltera, se dedicaba plenamente a su hija y tenía planes a futuro de terminar sus estudios para brindarle una buena educación a su hija, pero esto fue truncado a causa de dos hombres que le arrebataron la vida.

Aquel día, Luis Felipe Ochoa Rivas y Víctor Manuel González Cerino acudieron a casa de Pati para invitarla a salir, a lo que la joven les dijo que no ya que debía quedarse en casa a cuidar a su recién nacido. Ellos se van y 15 minutos después regresan para seguir insistiendo ya que supuestamente no se tardarían, por ello la joven accede a acompañarlos y después de eso nunca más volvieron a ver con vida a la joven.

Momentos después, los tres jóvenes salen se suben a un coche y dos horas más tarde, al ver que Pati no regresaba, la familia comienza a preocuparse, comienzan a buscarla y a recabar información para localizarla.

Las amigas de la joven ayudaron a localizar a Luis, uno de los jóvenes con los que se había ido, pero a la familia le sonó raro las diferentes versiones que el chico manejaba, por lo que al día siguiente levantaron un acta en el Ministerio Público para que autoridades comiencen a buscarla.

Ya en el Ministerio Público, cuando autoridades entrevistaron a Luis, él indica que la joven se había ido con otros amigos, luego que se les bajó al baño y desapareció. Días después, finalmente confiesa que él y Víctor la violaron y mientras la violaban, ella sufrió una convulsión, motivo por el cual la avientan al Rio Sixtin.

La joven no sabía nadar y en el estado de salud en el que se encontraba y además que el río se encontraba crecido, era lógico que la joven falleciera. Por lo que familiares de Pati piden ayuda a sus vecinos para localizar su cuerpo, pues no vieron apoyo del gobierno,  y a pesar de la intensa búsqueda nunca dieron con el cuerpo de la menor.

El 8 de agosto, autoridades informan a la familia que localizaron a la joven en el cruce de un río y un arroyo el cual se encuentra metros atrás de donde supuestamente la habían tirado. La joven estaba irreconocible, tenía muchos golpes en la cara, sin pantalón y sin ropa interior de la parte de abajo, además que el cuerpo ya estaba muy descompuesto.

El día 9 de agosto, el cuerpo llegó a su casa y por lo mismo de que ya estaba muy mal, fue sepultada de manera de inmediata

Hasta el momento el caso de Patricia Carrera no está tipificado como feminicidio a pesar de cómo murió la joven. Además, uno de sus asesinos sigue aún prófugo y se piensa que se está ocultando en el estado de San Luis Potosí, por lo que se pide a las autoridades prestar atención al caso, no dejarlo en una carpeta  y brindar apoyo a los familiares, ya que se  teme por su integridad física.

¡Él es Víctor Manuel González Cerino si lo ves, por favor denuncialo!

 

Agradecemos a Fridaguerrera por la colaboración en este caso.