Aumenta robo de autos con violencia

33

En abril de 2016, la familia Corona vio trastocada su rutina. Todos los días, cerca de las 9:00 de la noche, la esposa de Axel Corona salía en su auto Nissan Versa color azul a recoger a su marido a la estación del metro Constitución de 1917.

Todo parecía normal hasta que regresaron a su casa. Ahí, alguien los estaba esperando a unos metros de la entrada.
Las nueve menos 15. La esposa de Axel, su hijo y él descendieron del auto. Corona tardó unos segundos más. Tres pasos lo separaban de la puerta de su hogar cuando sintió un arma de fuego en la sien y un objeto puntiagudo en la espalda, a la altura de los riñones. “Ya valió madres, cabrón. ¡Dame las llaves del coche!”, le exigió un sujeto que le apuntaba con la pistola.

De 2006 a 2016, todos los días la delincuencia se apropió, en promedio, de 512 vehículos en todo el país; 21 cada hora. En total, se registraron 2 millones 53 mil averiguaciones previas por robo de auto en ese periodo, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo. El año más álgido fue en 2011, cuando los delincuentes se llevaron 639 coches diariamente. En la cuarta parte de los casos la violencia fue una constante.

Contrario a la disminución que presentan los casos en los que los autos simplemente desaparecieron de una acera, esta categoría violenta del delito ha ido a la alza. En 2006 se denunciaron 25 mil 162 robos de autos con violencia. Diez años después, la estadística se elevó a 45 mil 182 a nivel nacional. En 25 de las 32 entidades se registró un incremento de esta modalidad. Lugares como San Luis Potosí pasaron de cuatro averiguaciones en 2006 a 97 en 2016. Otro caso es Tlaxcala, que pasó de cinco a 114 denuncias en ese periodo. O Michoacán, sitio en el que la estadística subió drásticamente de 95 a mil 919 robos de coches con violencia.

Con estos incrementos, los estados de Sinaloa, Estado de México y Guerrero se posicionaron en el tope de la lista en 2016. En estas tres entidades, 50% de los hurtos se cometieron con violencia. En 2006 estos lugares eran ocupados por la Ciudad de México y el Estado de México, sitios en donde cuatro de cada 10 robos de autos fueron con violencia.

Esta tendencia a la alza de los delitos violentos está relacionada con el deterioro de la seguridad que azota a gran parte del país, explica Luis Wertman Zaslav, presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México. “Estos aumentos no son espontáneos. Si vemos crecimiento en otros delitos, éste es uno de los que se verá más impactado. No olvidemos que el automóvil es una herramienta de transporte para los delincuentes. Ahí pueden mover su mercancía y cometer otros delitos”, explica el especialista.

Un ejemplo es 2011, año con la cifra más alta. Se denunciaron 233 mil 162 robos de autos. Tres de cada 10 con violencia. Esta no fue la única característica de esos 12 meses. También fue uno de los más difíciles en materia de seguridad en la guerra contra el narcotráfico, asegura Wertman. “Los grupos en pugna requerían de vehículos para seguir en conflicto, al mismo tiempo que para cometer otros delitos”.