Y apenas es el comienzo

36

El hecho de que un ex Secretario de la Defensa Nacional, como el General Salvador Cienfuegos, haya sido detenido por la Agencia Antinarcóticos de los Estados Unidos, la DEA; es inédito y por supuesto que es noticia y escándalo de alcances internacionales; ningún medio de comunicación, por contrario, conservador o poco afín a la Cuarta Transformación podría evadirlo u ocultarlo, mal harían, se verían muy obvios y obligados están a publicar el hecho, pese a la rabia y al desconcierto que les produce.

Quienes fueron, han sido o son parte, de uno de los negocios más rentables en este país, como es el trasiego de drogas, no podrán afirmar que solo fue el Ejército Mexicano el actor principal de semejante escándalo porque igual deben incluirse a ex gobernadores y a los legendarios jefes de las policías federales y estatales quienes evidentemente fueron parte del entramado en el que estuvieron o están aún en toda esa red de complicidad y corrupción, ni modo que no.

De ellos, al menos en nuestra aldea potosina, nadie dice nada, pero ahí andan, unos cuantos decrépitos; otros vivitos y coleando, pero todos con aspiraciones de regresar a sus tiempos de bonanza. Ni ellos, ni sus promotores tienen vergüenza y llenadera; desearían que los actuales gobernantes los tomaran en cuenta para por lo menos hacer creer a los habitantes de este golpeado estado que “ellos sí” pueden controlar al crimen organizado. Y sí, de hecho, sí lo hicieron en su tiempo, pues en su mayoría estuvieron bien metidos con la delincuencia organizada y también con la desorganizada.

Con las detenciones de Genaro García Luna y del General Salvador Cienfuegos, no solamente se puso en evidencia a una de las instituciones aparentemente más sólidas durante los regímenes priistas y panistas, sino que además constituye un parteaguas en el combate a la corrupción; principal bandera del gobierno de AMLO. ¿Cuántos serán vinculados o caerán luego de las investigaciones realizadas por la DEA? Solo dios sabe, pero la lógica apunta a que serán muchos los militares, muchos los políticos poderosos y varios los ex gobernadores involucrados.

El efecto y las implicaciones políticas de la detención del responsable de la Defensa Nacional en tiempos de Peña Nieto y del ex jefe de la Policía Federal Preventiva PFP, García Luna, durante el mandato del panista Felipe Calderón, – ya lo habíamos dicho, será devastador; es apenas el principio de lo que vendrá en términos de un total desprestigio para los gobiernos pasados; un descrédito que se verá reflejado en las urnas en la elección intermedia de junio próximo. Aquí, ni los partidos opositores a la 4T, ni los medios conservadores, los empresarios reaccionarios, ni FRENA o el clero podrán decir pio, con qué cara.

Visto así, ¿Que oferta política o que banderas podrían esgrimir el PAN el PRD y el PRI para atraer simpatías y ganar votantes en 2021? Su desprestigio y su decadencia es tan evidente como pronosticable. ¿Qué podrían argumentar los gobernadores panistas de la Alianza Federalista que dejaron solo a JM Carreras chiflando en la loma, o el puñado de mandatarios priistas que todavía pierden o se dan su tiempo para asistir al Club de la CONAGO?

Corrupción y pobreza ya no serán estandartes, falta de medicamentos contra el cáncer o el COVID tampoco, la vacuna antivirus con todo y sus obstáculos, la tendremos ya en diciembre, la economía y el empleo tienden a recuperarse según testimonios y promesas de los gobiernos federal y estatal. La consulta para enjuiciar a los expresidentes va y la madriza será de antología.

Que los Fideicomisos cancelados en el ámbito local afectaron a instituciones como COPOCYT, IPICYT y COLSAN, pues sí, pero habría que ver el resultado que arroje la revisión ya avanzada, en tanto que la presencia nominal de vividores afines a proyectos editoriales o políticos ha sido tan abierta, descarada y grosera que la información soportada y bien documentada fue la causa determinante de suspenderles recursos que servían para todo menos para la investigación.

ENTRE SOMBRAS

Con la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que otorgó el registro a nuevos partidos políticos identificados con la Cuarta Transformación, para el Partido Verde Ecologista de México PVEM, las opciones aliancistas representan una excepcional oportunidad, de tal manera que, quienes creían que la única alternativa era con MORENA, se equivocaron.

Bueno…hay quienes aseguran que el semáforo verde tardará, pero llegará a San Luis Potosí en junio del año próximo. Los amarres, acuerdos y las combinaciones previstas con Redes Sociales Progresistas, con Encuentro Social y otras fuerzas políticas avanzan. Ello explica tal vez, la perversidad de los cárteles de la pluma y la prisa que exhibe la incipiente coordinación de organizaciones sociales mercenarias para frenar el proyecto.

Por cierto, todavía hay quienes a huevo le quieren encontrar chiches a las gallinas. A las declaraciones del titular de la UIF, Santiago Nieto, no faltó quien le diera su muy particular interpretación. ¡Caray! Dice el güerito de ojos verdes, “por lo menos tengan dignidad o mínimo respeten propia su vejez”. ¿No les parece que ya mamaron demasiado como para todavía aferrarse al sistema que tantos billetes y privilegios les dio?

En el PAN, todo indica que los finalistas serán Marco Gama, Sonia Mendoza y Octavio Pedroza…el resto se conformaría con repetir, colocarse en algún distrito o buscar la presidencia municipal. Su alianza natural será con el PMC, porque si va con el PRD en lo local, estará cavando su tumba.

En el PRI, Joel Ramírez Díaz sigue arriba y se mantiene como el más viable, Gustavo Puente, tiene conflicto de intereses familiares; Mónica Rangel ya no quiere queso; Luis Mahbub, ya perdió y ni con toda su lana podría llegar; Sarita puede reelegirse; para Enrique Galindo su mejor opción es la alcaldía capitalina al viejo se le quiere y se le recuerda bien y, JC Machinena, ni trayendo a la de Monterrey sobrevivirá a la Convención.

En MORENA la opción sigue siendo Juan Ramiro Robledo y Antonio Lorca, pero primero tendrán que vencer a las tribus aldeanas y a los aventureros de aguardiente barato y; para concluir, en el PRD la mejor alternativa sigue siendo el alcalde Xavier Nava. En el partido del Sol Azteca no tienen a nadie más y al edil no le queda de otra, de modo que, “borrego tu no vas por cornudo.”

Hasta pronto.