Sustentabilidad agrícola incide en un mundo diferente: Dra. Nadia Landeros

14

Uno de los principales problemas que se presentan los productores agrícolas, a nivel nacional y mundial, es la perdida de pos-cosecha, apuntó la doctora Nadia Landeros Valenzuela de la Universidad Politécnica “Francisco I. Madero” en Hidalgo, quien de visita a la UASLP, presentó la conferencia “Compuestos naturales y lactobacilos en el desarrollo de Alternaria sp en frutos de tomate silvestre en pos-cosecha”, como parte del cierre del Segundo Encuentro Nacional Red Multidisciplinaria de Cátedras en Ciencias Agronómicas Aplicadas y Biotecnología (REMUCCAAB) realizado en la Unidad de posgrado de la UASLP.

La especialista destacó que debido a esta situación muchos alimentos no llegan a la mesa de millones de personas, por ello se buscan alternativas con la finalidad de disminuir pérdidas.

Puso como ejemplo al jitomate, uno de los principales frutos consumidos por los mexicanos. “En este caso es un fruto silvestre que se está tratando de recuperar de zonas rurales del estado de Hidalgo, y uno de los principales problemas es el hongo Alternaria, buscamos controlarlo a través de alternativas sustentables evitando el uso de productos químicos sintéticos dañinos para la salud”.

Subrayó que los químicos sintéticos no solo afectan a los humanos, también al ambiente, suelo, agua y aire, generando cáncer, tumores malignos, daños terotagénicos, y resistencia en los patógenos, “si se aplica constantemente un producto químico sintético para controlar enfermedades por microorganismo llega un momento en que ese fungicida no tiene efecto sobre la bacteria o el hongo. Es por eso que las nuevas alternativas evitan que suceda este tipo de situaciones”.

El proyecto de la doctora Landeros Valenzuela, se enfoca en el uso de productos naturales, como son: extractos vegetales, aceites esenciales, y también microorganismos como lactobacilos para ver qué efecto tienen en cuanto al control de las enfermedades. “Y en efecto tuvimos resultados prometedores con los lactobacilos y el aceite esencial de canela que controló el patógeno Alternaria en un setenta por ciento en el tomatillo silvestre”.

Apuntó que actualmente, en un proyecto mayor está intentando cultivar en la producción de jitomate en invernadero para asegurar el alimento.

El proyecto también se ha probado en cultivos de otros frutos como: papaya, mango, fresas, y en la selección de plantas nativas de la región para hacer los extractos o aislar metabolitos secundarios que son compuestos químicos naturales de las plantas y probarlos sobre los diferentes patógenos.

Puntualizó que estas son alternativas sustentables y no están de moda. “La sustentabilidad es un cambio hacia una agricultura diferente que no contamine o minimice la contaminación”.

Aseguró que la agricultura tiene el primer lugar a nivel internacional en contaminación, así como primer lugar en consumo de agua, por lo que toda alternativa que se desarrolle para disminuir el impacto tiene su aporte sobre el ambiente y la salud.