Solicitan al Congreso que revise anomalías cometidas en proceso contra Miguel Maya

36
  • El empresario panista Maya es consuegro del Procurador Federico Garza, quien se niega a ejecutar orden de aprehensión

El empresario Mario Zulaica presentó un escrito ante la Oficialía de Partes del Poder Legislativo, en donde manifiesta las graves anomalías que ha cometido la Procuraduría General de Justicia del Estado de San Luis Potosí en la averiguación relacionada con el fraude por más de 1.6 millones de dólares cometido por Miguel Maya Romero desde el año 2011 y sin que a la fecha se haga justicia.

Mario Zulaica señaló que Miguel Maya Romero es “un criminal de cuello blanco” que trafica con sus influencias políticas con el procurador Federico Garza Herrera para impedir que sea ejecutada la orden de aprehensión girada en su contra.

Además, acusó al subprocurador Raúl Flores Olguín de haber incurrido en diversas situaciones anómalas, y nada se ha hecho al respecto.

“Miguel Maya es un criminal, un delincuente de cuello blanco que no nada más lastima a una persona sino lastima a varias, y yo quiero que el Congreso del Estado estudie mi expediente y mejoren el sistema y se castigue a las personas que están involucrados para que la próxima vez que quieran ayudar a alguien de mala manera que lo piensen dos veces”, dijo.

Indicó que es necesario que los legisladores revisen con “lupa” el caso y puedan evitar que los funcionarios sigan utilizando su puesto para ayudar a criminales como Miguel Maya para estar robando, “que usen su puesto para meter criminales de cuello blanco a la cárcel, esa es la función de un procurador, de un subprocurador “, dijo.

En este contexto, solicitó al Congreso del Estado que solicite el expediente a la PGJE para que dé propia mano se cerciore de las anomalías y la falta de responsabilidad de dicha dependencia  así como de los funcionarios quienes le han dado protección  el dueño de las tintorerías Jiffy y los portales Astrolabio y Antena San Luis quien por lo menos ha presentado 15 amparos para evadir  la justicia.