Referéndum y plebiscito a la Constitución: propone el Senado para consolidar la democracia participativa

7

La participación ciudadana es uno de los principales requisitos para consolidar la democracia de un país, por ello, el senador Primo Dothé Mata, integrante del Grupo Parlamentario de Morena suscribió una propuesta para establecer el referéndum y el plebiscito en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El legislador por el estado de San Luis Potosí comentó que por años los gobiernos del neoliberalismo han ejercido malas prácticas, y han olvidado la participación del pueblo, por lo que ahora en esta Cuarta Transformación es necesario que se impulse un nuevo modelo de democracia participativa, con respeto y libertad, que coincide con el gobierno sensible a las necesidades y aspiraciones del pueblo que está estableciendo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Este derecho de participación de los ciudadanos está consagrado también en instrumentos jurídicos internacionales como la Convención Americana sobre Derechos Humanos, Pacto de San José y otros, en los que México forma parte, por lo que es necesario que la Constitución refleje este propósito, y experiencia internacional de países que ya lo han utilizado para profundizar la democracia.

Comentó que, si bien, las leyes mexicanas establecen dicho derecho no se ha ejecutado eficientemente, pues no se establece con claridad la figura de referéndum y plebiscito.
Por ello, la gran participación de los ciudadanos y su expresión que mostraron los ciudadanos el primero de julio se destacó que la democracia tiene que ver con la creación de oportunidades para los ciudadanos, en condiciones de igualdad, y a favor de derechos colectivos. Pues con la democracia participativa existe una dimensión humana y una sociedad más justa, informó el legislador.
El referéndum es una consulta que tiene que ver con la aprobación de textos legales o constitucionales y el plebiscito permite pronunciase sobre la política oficial del Poder Ejecutivo.

Dothé Mata explicó que las adiciones que apoyó son a las fracciones IX y X, del artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para que la solicitud de referéndum se formule por escrito al Instituto Nacional Electoral (INE), por lo menos con el 2 por ciento del total de ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores o por Decreto aprobado por las dos terceras partes de cada una de las Cámaras del H. Congreso de la Unión. El referéndum será previa convocatoria del presidente de la República, por Decreto del H. Congreso de la Unión o de al menos el 2% de las y los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores.

Esta propuesta que se turnó a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; de Estudios Legislativos, Segunda, establece que las controversias se resolverán por el INE y, en última instancia, por Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.