Reciben trabajadores y donadores altruistas reconocimiento a su labor como donadores de sangre

7

* Nacional de Conductores Eléctricos, Arneses Electrónicos, Cummins Motores, Contitech, Perenials, METALSA, AMANC, SEDENA, VALEO TÉRMICO, Bombas Grunfos, Home Depot, Ronal Group, Bon Lam, LOREAL y JD NORMAN, forman parte de las campañas de donación de sangre emprendidas.

Al conmemorarse el Día Mundial del Donante de Sangre, trabajadores de las empresas Nacional de Conductores Eléctricos, Arneses Electrónicos, Cummins Motores, Contitech, Perenials, METALSA, AMANC, SEDENA, VALEO TÉRMICO, Bombas Grunfos, Home Depot, Ronal Group, Bon Lam, LOREAL y JD NORMAN, así como potosinos con hasta cincuenta donaciones de manera altruista, recibieron reconocimientos de la Secretaría de Salud como agradecimiento por su participación en las campañas de donación de sangre efectuadas durante el 2017 y lo que va del presente año.

 

En la ceremonia de entrega de reconocimientos en las instalaciones del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea estuvieron los trabajadores y donadores voluntarios de sangre: Fredy Omar Reyes Loredo, Natalia Gallegos Leyva, Luis Enrique Rodríguez Maldonado, Araceli Moreno Barbosa, César David Ontiveros Pérez, Mariana Castillo Banda, María de la Luz Hernández Maya, Alma Cristina Lucio Martínez, Jorge Emmanuel Vega Olivares, César Alejandro Cuellar Padrón, Josué Segoviano Tapia, Lourdes López Espinoza y María Esther Carmona Becerra, quienes recibieron un diploma y una taza conmemorativa por el día del donante.

 

Entrevistada al término de la ceremonia, la Dra. Blanca Margarita Hernández Galván, donadora altruista quien recibió reconocimiento por haber sumado un total de cincuenta participaciones voluntarias altruista en las campañas del CETS, confesó sentirse nerviosa aún y cuando acude al Centro Estatal de Transfusión Sanguínea desde que cumplió los treinta años de edad:

 

“A pesar de saber el beneficio que realizo al donar sangre, confieso que aún le temo a las agujas, pero sé que vale la pena”.

 

“Desde la primera vez que doné lo he seguido haciendo y lo hago de 2 a 3 veces por año porque he visto la importante que es mi sangre es para los pacientes que por gravedad o por alguna urgencia llegan a requerirla en los hospitales”.

 

“El donar sangre para reponer la que un paciente ocupa durante un procedimiento quirúrgico no es suficiente. He aprendido también que el tener abasto suficiente de todos los tipos sanguíneos ha permitido al Centro Estatal de Transfusión Sanguínea salvar innumerables vidas y de ahí que convertirse en donante voluntario es lo mejor, porque esa parte de nosotros que entregamos me ha permitido que regrese la sonrisa y la esperanza a muchas familias”. Finalizó.