Participación ciudadana en el mantenimiento de áreas verdes de la ciudad

15

-Para proceder a la tala de un árbol se debe solicitar permiso al teléfono 834-54-10

 

-Solamente en caso de estar debidamente justificada se otorga la autorización

De manera adicional al programa de reforestación que se lleva a cabo mediante la coordinación de las distintas direcciones municipales y la ciudadanía, el Ayuntamiento de esta capital mantiene su exhorto a la población para que no retire árboles de la vía pública sin que haya un estudio de expertos de por medio.

El director de Servicios Municipales, Adrián Tercero Nava, informó que para proceder a la tala de un árbol se debe contar con un permiso de la autoridad, ya que mediante este proceso se garantiza que esté debidamente justificada, ya sea porque la especie está enferma o porque ha originado una grave afectación en alguna calle.

También se autoriza cuando, debido a sus condiciones, representa un alto riesgo para la población, “hay ocasiones en que se quiere quitar porque produce mucho follaje y tira muchas hojas, pero esa no es una razón para proceder a la tala; ese tipo de peticiones son mínimas, nuestra labor como Ayuntamiento es garantizar el equilibrio ecológico y salvaguardar las áreas verdes de la ciudad”.

Por ello, puso a disposición el teléfono 834-54-10, en el cual la ciudadanía puede hacer su reporte y posteriormente personal del gobierno capitalino hará una inspección en el sitio y determinará si es viable el retiro del árbol.

De igual manera, hay otras alternativas que ofrece el área de Parques y Jardines como las podas, las cuales pueden ser formativas, las que se realizan para la liberación de luminarias, así como las sanitarias debido a que hay ocasiones en que alguna parte del árbol está enferma y para salvarlo, se procede con la poda.

Tercero Nava añadió que como parte de la reforestación que continúa en distintas partes de la ciudad, se da atención al Camino a la Presa de San José, en donde se siembran mil 500 árboles, donde además se les provee a la especie las condiciones para que crezca, “es decir, no sólo se planta y ya, sino se les da un seguimiento en todo su desarrollo”.