Necesario, retomar y fortalecer las campañas de orientación sexual

9

En San Luis Potosí, es preocupante el incremento que se ha registrado en el número de embarazos no deseados en jóvenes de 12 a 13 años, por lo que esnecesario, retomar y fortalecer las campañas de información para alcanzar una mejor orientación sexual , reconoció la vicepresidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género de la LXI Legislatura  diputada Josefina Salazar Báez, quien señaló que desafortunadamente esta situación se presenta con mayor frecuencia en municipios de la zona huasteca.

La legisladora señaló que aunque es una responsabilidad directa de las autoridades establecer programas de información y prevención, también es necesario que los padres de familia se vinculen directamente sobre la orientación sexual de sus hijos a fin de evitar que se presenten embarazos no deseados que llegan a impactar en los estudios académicos de los adolescentes por entrar en la etapa de la maternidad.

En este sentido, dijo “los embarazos no deseados, sin duda alguna es un tema que se debe analizar en conjunto: se deben de reconocer las acciones que deben establecer las autoridades como la Secretaria de Salud para efecto de tener la información adecuada para los adolescentes y obviamente también de la Secretaria de Educación Pública para que desde las escuelas se esté brindando la información y capacitación a los estudiantes y darles esa asesoría que les permita concientizar sobre lo que representa entrar a la maternidad a muy temprana edad”.

La legisladora Josefina Salazar, insistió en señalar que para prevenir este fenómeno social, es necesario que se involucren los padres de familia en la comunicación de sus hijos, pues es una situación de corresponsabilidad donde autoridades y familia deben trabajar de la mano, siempre en busca de alcanzar una mejor orientación sexual de los adolescentes.

“Uno de los asuntos más importantes que se debe atender en la Huasteca, son los embarazos no deseados entre los jóvenes, pues hemos visto la situación de niñas de 12 ó 13 años que están embarazadas y sabemos que esto también es cultural y ello implica que otras autoridades puedan participar de manera más directa como la Dirección de Pueblos Indígenas, u otras instancias que puedan coadyuvar en los trabajos para impulsar programa de sensibilización y concientización sobre los riesgos que esto implica” concluyó la diputada.