Mujeres sufren violencia obstétrica al momento de atención: especialista

4

La Facultad de Enfermería y Nutrición de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, realizó el 1er Foro Internacional de Fortalecimiento de la partería profesional: Rol del Cuidado de Enfermería, con el objetivo de mejorar la formación de la partería profesional, para contribuir en la disminución en la mortalidad materno infantil atendiendo a los objetivos de desarrollo sostenible 3: Salud y bienestar.

 

Para esta actividad, se preparó un programa que incluyó los conocimientos en partería profesional, así como la contextualización materno infantil en México y en otras partes de Latinoamérica: Chile, Perú y Colombia, de integrantes de la Academia Materno Infantil, personal del IMSS, ISSSTE, Hospital del Niño y la Mujer “Dr. Alberto López Hermosa” y Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto”.

 

El Foro tiene como objetivo conocer la situación de la partería en general. La partería es una parte necesaria dentro de los sistemas de salud, cual presenta diversas cuestiones, una de ellas: la violencia obstétrica.

 

En entrevista, la coordinadora del Foro Carolina Ortega Olvera, comentó que en reunión con la doctora Leonor Rivera, del Instituto Nacional de Salud Pública presentó un panorama de la violencia obstétrica a nivel nacional, al momento del embarazo, parto y puerperio.

 

“La encuesta nacional confirma que un 33 por ciento de las mujeres han sufrido violencia obstétrica en algún momento de su atención, durante el embarazo, parto o puerperio. Es un numero bastante elevado, ya que estamos indicando que 3 de cada 10 mujeres tienen algún problema de violencia obstétrica durante su atención en las instituciones de salud”.

 

La violencia obstétrica, incluye desde un trato no adecuado a la mujer hasta no respetar sus derechos sexuales y reproductivos, como, por ejemplo: solicitar a la mujer en el momento de alumbramiento algún método anticonceptivo, hablar con palabras altisonantes durante el trabajo de parto, no respetar su decisión de como tener a su bebé o que en el momento del parto separen inmediatamente a su bebé.

 

La catedrática investigadora de la FEyN, sostuvo que se requiere una cultura general en relación a los profesionales de la salud para la atención de la mujer, “el momento del parto debe ser respetado, acorde a sus necesidades para que se lleve una buena experiencia.

 

“La Norma Oficial Mexicana (NOM), establece lineamientos para evitar la violencia obstétrica, sin embargo, se requiere la participación del personal de unidades médicas, así como la incorporación de parteras profesionales para disminuir la violencia obstétrica, y sobre todo que las mujeres conozcan sus derechos y exijan un trato adecuado”.

Señaló que en el caso de mujeres provenientes de comunidades indígenas se debe establecer cuenten con traductores para tener conocimiento de qué se está haciendo, “en ocasiones llegan las mujeres a los centros de atención y no pueden comunicarse con el personal de salud debido que no está capacitado para atenderlas. Esta población se encuentra en riesgo mayor de presentar este tipo de violencia”.