Moteles se oponen a que el Ejército los revise

76

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jorge Vega Arroyo, informó que se tienen tres quejas interpuestas por empresarios del sector de moteles y algunos antros por los constantes operativos de la Fuerza de Reacción Inmediata Mixta (FRIM) para verificar las licencias de funcionamiento en estos lugares, indicó que la queja es la misma, excesos en los operativos y la presencia de efectivos del Ejército Mexicano.

Vega Arroyo mencionó que estas quejas se están conjuntando en un solo expediente que está dirigido sobre todo el Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez, en donde se han dado estas quejas, “lo estamos manejando en un solo expediente, estamos pidiendo una medida cautelar al Ayuntamiento de Soledad, no estamos deteniendo los operativos pues solamente les estamos indicando que si hay invasión a la privacidad se debe de cumplir lo que señala el artículo 16 constitucional”, dijo el ombudsman el cual indicó que este artículo señala claramente que para todo revisión hacia cualquier inmueble debe ver una orden de autoridad judicial, si se van hacer un cateo al inmueble tiene que haber un ordenamiento judicial.

Recordó que una de las quejas es de una propietaria de un inmueble la cual comentó a la CEDH que cada ocho días llega el operativo, entonces ya la gente no va a su negocio, inclusive ella dice que si hay algo que investigar pues que se realice la investigación, pero dejo en claro que no es la manera en como lo están haciendo, como una invasión hacia la privacidad, “de hecho en México, ahora nuevo sistema, hay que investigar para detener y no detener para investigar, no se debe causar ninguna invasión a la privacidad de las personas”.

Finalmente, reiteró que la queja principal es que están participando militares en los operativos, por lo hay señalamientos también de la autoridad de Soledad del porque van militares las operativos, pues recordó que mientras no se establezca con claridad la Ley de Seguridad Interior, los militares debe de someterse al orden establecido.