Mercado Hidalgo: Patrimonio histórico y cultural, orgullo potosino

38

Hace unos meses la doctora Isabel Monroy del Colegio de San Luis en una breve charla con un grupo de amigos que se dieron cita en la librería Ghandi explicaba algo de la historia del Mercado Hidalgo, en ese momento ella citó la vez que se quemó, los cientos de ratas que recogieron uno o dos días de después y la manera en cómo hoy luce el Mercado al cumplir más de 70 años.

Muchos de los potosinos recordamos cómo ha cambiado su aspecto pero sobre todo su mercadeo, antes los comerciantes no se daban abasto para atender a los clientes, pero ahora…las cosas son diferentes porque la gente prefiere ir a los centros comerciales y comprar otro tipo de productos, en ocasiones un poco más caros y menos nutritivos por su proceso.

En fin, el caso es que el Mercado Hidalgo es un patrimonio histórico y cultural que cuenta con una larga tradición que inicia antes de la revolución mexicana, ha atravesado diversos cambios tanto de estructura, como de nombre “Mercado Porfirio Díaz” y “Mercado Camerino Mendoza”  son los nombres más conocidos, fue hasta que 1943 Enrique Lozano y Roberto Zedillo  decidieron fundar con mejor infraestructura el Mercado Hidalgo el 5 de mayo 1945. En 1997 se le hizo una remodelación.

El mercado Hidalgo se encuentra localizado en la zona centro entre las calles de Guajardo, Mier, Terán y Morelos. Actualmente existen más de 450 locales, en los que se pueden encontrar una gama inmensa de productos, artículos, etcétera. Además las personas que venden en este mercado son locatarios que pertenecen a la tercera y cuarta generación que instituyó este establecimiento popular desde sus inicios.

Cuenta además con un área comercial de dos plantas, en las cuales existe una gran variedad de locales, artesanías, comida y mercancías diversas. Mucha de la gente que visita este lugar lo hace para comprar comida ya preparada como las típicas gorditas de horno bañadas con salsa casera bien calientitas, así como las gorditas de maíz en canasta. En el segundo piso se encuentran las fonditas, el cual está rodeado por un barandal.

En su siguiente visita recorra el área de artesanías hay de muchos tipos y hechas por potosinos de varios Municipios, así como los dulces, el tradicional queso de tuna, las enchiladas, quesos y demás alimentos que le encantará degustar. A un costado se encuentra un bello Altar dedicado a la Virgen de la Soledad que año con año es venerada por los locatarios y ciudadanía en general.

También es cierto que hay gran variedad de locales cerrados y con obvias señales de abandono, cortinas metálicas polvorientas, pasillos medio obscuros que solo sirven para atraer roedores, suciedad y basura. Trate de ignorar eso por favor, pero el Mercado Hidalgo al igual que muchos otros tiene ese problema.

  El mercado Hidalgo son de los pocos lugares en donde aún se encuentran  juguetes, prendas y alimentos típicos y artesanales característicos del estado, lo cual genera un público más amplio, porque hasta allí llegan potosinos y turistas que les gusta el ambiente que se vive en ellos.