Más de 663 millones de personas viven sin agua

22

Este próximo 22 de marzo se desarrollará el Día Mundial del Agua, con el tema “Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?”, con el cual se busca reducir y reutilizar las aguas residuales, en base a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) que se refieren a mejorar la calidad del agua, reducir la contaminación, eliminar los vertidos y minimizar la liberación de productos químicos y materiales peligrosos, reducir a la mitad el porcentaje de aguas residuales no tratadas y aumentar sustancialmente el reciclaje y la reutilización segura del agua.

 

 

Datos estadísticos mundiales, revelan que actualmente más de 663 millones de personas viven sin un suministro de agua segura cerca de su casa, pasan innumerables horas haciendo colas o caminando a fuentes lejanas y haciendo frente a los impactos en la salud del uso de agua contaminada.

 

 

Además se establece que más del 80 por ciento de las aguas residuales vuelve a fluir hacia el ecosistema sin ser tratadas o reutilizadas; mil 800 millones de personas utilizan una fuente de agua potable contaminada con heces con el riesgo de contraer enfermedades como cólera, disentería, fiebre tifoidea o poliomielitis. Esta es la causa de alrededor de 842.000 muertes cada año.

 
Para este año se busca darle fortaleza al tratamiento de aguas residuales, que aún cuando representan un costo alto, los beneficios son muy importante spara la parte de la salud humana y el desarrollo y la sostenibilidad ambiental, proporcionando nuevas oportunidades de negocio y la creación de empleo verde.

 

 

En 2030, se espera que la demanda mundial de agua crezca un 50 por ciento. La mayor parte de esta demanda será en ciudades, por lo que es imprescindible un nuevo enfoque para el tratamiento de las aguas residuales.