Los pequeños, quienes más sufren accidentes en el hogar

9

 

 

·      Los accidentes domésticos más frecuentes son: caídas, quemaduras, heridas, intoxicaciones  y  ahogamiento.

·      9 de cada 10 accidentes se pueden prevenir, por ello debemos extremar los cuidados en casa.

 

“En el estado de San Luis Potosí, se registraron durante el último año un total de mil 180 accidentes en las viviendas de los potosinos, de los cuales 81 accidentes los sufrieron pequeños menores de un año de edad, quienes sufrieron principalmente caídas y quemaduras, mientras que en el rango del año de edad y los 4 años se presentaron 687 accidentes y el grupo de 5 a 9 años 412 accidentes, predominando entre estos dos últimos grupos además de las caídas, ls golpes con objetos pequeños”.

 

El Responsable del Programa de Mortalidad Infantil, Infecciones Respiratorias Agudas y Enfermedades Diarreicas Agudas de la Secretaría de Salud Dr. Jorge Ricardo Pérez Mejía, informó que  los accidentes domésticos afectan con más frecuencia a la población susceptible como son los niños, las niñas, las mujeres y las personas de edad avanzada. “Lo más importante, lo que deberíamos tener más presente, es que 9 de cada 10 accidentes se pueden prevenir”. Indicó.

 

El funcionario de la Secretaría de Salud explicó que se consideran como accidentes dentro de la vivienda o alrededor de ella, aquellos que se sufren en patios, jardines, azoteas o cocheras. “Del total de los accidentes que se reportan como agentes de lesiones y muertes, los originados en el hogar causan 1 de cada 3descesos; incluso la cifra de lesionados es 5 veces más alta que la de los accidentes ocasionados por tránsito”. Detalló.

 

“Es muy importante hacer saber a la población los riesgos que se corren al interior de una vivienda si es que no se toman las debidas precauciones, porque solo así vamos a ser conscientes de que casi la mitad de todos los accidentes pueden suscitarse en el hogar, y que éstos pueden presentarse básicamente en las niñas y los niños menores de 10 años que son quienes son más propensos a sufrir  caídas, quemaduras, heridas, intoxicaciones y ahogamientos”.

 

El funcionario estatal resaltó que se debe tener muy presente que la mayoría de los accidentes suceden en la etapa de las vacaciones y los fines de semana: “Por eso la importancia de tomar en cuenta recomendaciones como el prevenir ahogamientos, prevenir caídas, extremar precauciones para no sufrir quemaduras o intoxicaciones”.

 

El Dr. Jorge Ricardo Pérez Mejía, detalló cómo es que se pueden evitar algunos de estos riesgos que propician los accidentes en el hogar:

 

“Para prevenir los ahogamientos siempre debemos tapar cisternas, lavaderos, piletas, tinas; A los menores de edad debemos acompáñalos siempre y más si van a jugar en un lugar donde haya agua porque siempre debemos mantenerlos en un entorno seguro. En lo que se refiere a prevención de caídas, debemos colocar barandales y protecciones en puertas, escaleras, terrazas y ventanas; usar cascos, coderas y rodilleras si es que los menores van a andar en patines, bici o patineta; y siempre decirle a los niños y niñas que no pueden volar para que no lo intenten”.

 

En lo que se refiere a la prevención de quemaduras, antes de bañar a los pequeños debemos revisar que la temperatura del agua sea la adecuada; debemos explicarles muy claramente que la cocina no es buen lugar para jugar, y además, debemos cubrir los contactos eléctricos para que los pequeños no introduzcan sus dedos o lengua en ellos”.

 

“En lo que se refiere a las intoxicaciones, debemos evitar dejar a la mano medicamentos y sustancias tóxicas y mejor tendremos que ponerlas bajo llave y fuera del alcance de los niños; los limpiadores y tóxicos siempre debemos mantenerlos etiquetados y en su envase original; así mismo, debemos procurar el uso de tapas a prueba de niños y niñas y finalmente debemos evitar tomar medicamentos frente a los niños porque ellos tienden a imitar nuestras conductas”.

 

Finalmente, el doctor Jorge Ricardo Pérez Mejía aconsejó que ante una lesión de los niños en el hogar se acuda inmediatamente a la unidad de salud más cercana para recibir la atención médica necesaria y que no se automedique ni se apliquen remedios caseros que puedan agravar la lesión sufrida.