IP llama a recuperar edificios históricos de SLP

20

 

Líderes empresariales señalan el beneficio de recuperar y restaurar edificios o monumentos históricos, como lo es el teatro Alarcón, pues indican que esto ayuda a fomentar el turismo, siempre y cuando se respete el patrimonio histórico de las edificaciones históricas.

Alejandro Pérez Rodríguez presidente local de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CANACO-SERVYTUR) comentó que actualmente se tienen muchas fincas en el Centro Histórico que han quedado en el olvido, sin embargo se ve con buenos ojos la iniciativa de recuperar de edificios de importancia histórica como lo es el Teatro Alarcón.
“Ojalá se logre esta transacción, para que se le de impulso a este edificio, en este caso el Teatro Alarcón, para que vuelva a renacer este lugar que todo mundo sabemos que es histórico…al final de cuentas el rescatar este tipo de monumentos y fincas, va a repercutir en que tengan nuestros visitantes o turistas otro lugar más visitar”.

Por su parte, Alberto Narváez Arochi, presidente de la asociación “Nuestro Centro” comentó que el teatro Alarcón está dentro del catálogo de edificios con valor histórico, por lo que sea cual sea su destino este debe ser respetado en su rescate.

“Es de vital de importancia, más que ahora ya se dio el reconocimiento de Tierra Adentro de San Luis Potosí, y que hemos sido ya certificados como una zona Patrimonio de la Humanidad, cada edificio del Centro Historico que se debe respetar es de vital importancia”.

El Gobierno del Estado, a través de la Secretaria de Cultura, buscará comprar el inmueble correspondiente al Teatro Alarcón, esto luego de que el sindicato de trabajadores Mineros y Metalúrgicas de la República Mexicana confirmara la puesta en venta del inmueble.

El Teatro Alarcón fue construido en el año de 1825, se inauguró tres años después por el arquitecto Francisco Eduardo Tres Guerras, los primeros 30 años de vida de este Teatro los pasó sin nombre alguno, simplemente se le conocía como “Coliseo”, cerca de 1860 recibe el nombre de Teatro Alarcón, en honor a Juan Luis de Alarcón.