IMSS SLP recomienda detectar oportunamente la epilepsia en niños y niñas

12

La epilepsia tiene diferentes manifestaciones, principalmente las crisis convulsivas

·      Con el tratamiento y detección oportuna se puede llevar una vida normal

 

Estar al pendiente y observar constantemente el comportamiento de las y los niños puede contribuir a detectar a tiempo padecimientos como la epilepsia, pues en algunos casos, no muestra signos y síntomas altamente notorios.

 

El área de neurología pediátrica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, informó que este padecimiento puede manifestarse desde el nacimiento y a lo largo de la vida; y está caracterizado por una predisposición de las neuronas a tener descargas cerebrales anormales.

 

Este padecimiento tiene diferentes manifestaciones, desde las crisis convulsivas con la pérdida del conocimiento, movimientos incontrolables del cuerpo, mordedura de la lengua, o descontrol de esfínteres. Sin embargo, en algunos casos, pueden no presentarse síntomas notorios, ejemplo de ello, son las crisis durante el sueño, ocasionando bajo rendimiento del menor.

 

La epilepsia puede generarse por diferentes causas, entre ellas, de origen genético, basados en antecedentes familiares; o epilepsias secundarias, las cuales se presentan en aquellos pacientes que tienen o tuvieron una neuro infección, un traumatismo cráneo encefálico, o un evento vascular cerebral.

 

El principal reto es el apego a los tratamientos, ya que la mayoría de las epilepsias responden satisfactoriamente en un alto porcentaje. Muchas veces pueden tener variantes, por ejemplo, no presentarse de manera frecuente, por lo que el paciente suele dejar el tratamiento al pensar que ya no tiene la enfermedad, sin embargo el cerebro sigue teniendo esas descargas anormales, lo que a futuro puede generar nuevos acontecimientos.

 

El buen seguimiento de los tratamientos, pueden condicionar al paciente a llevar una vida normal, una buena calidad de vida, ir a la escuela, practicar deportes, o jugar como cualquier otro niño.

 

Es por ello, que la principal recomendación que emite el área de neurología pediátrica del IMSS, es estar al pendiente de las niñas y niños, para checar  su comportamiento, acudir al médico ante los primeros síntomas o crisis convulsivas, ya que teniendo intervenciones tempranas mejoran el pronóstico de una curación.