IMSS SLP recomienda cuidarse por el aumento de temperatura durante la canícula

11

Es importante tomar medidas principalmente por el aumento de temperatura, sobre todo en los grupos más vulnerables

 

* Si bien es correcto que las infecciones aumentan por el aumento de temperatura, los padecimientos siguen siendo los relacionadas con la temporada de calor

 

 

Durante la temporada de canícula, fenómeno meteorológico relacionado con la posición de la tierra en relación al sol en la cual se registra un aumento considerable de temperatura en el clima, es importante tomar algunas medidas de prevención en la salud, informó el jefe de Departamento Clínico de la Unidad de Medicina Familiar No. 51, Edgar Ramírez Olivares.

 

El médico aclaró que aunque existen diversos mitos referentes a este tema relacionado con la salud, algunos de ellos son que las heridas no cierran o los embarazos no llegan a término correctamente, si es importante tomar medidas principalmente por el aumento de temperatura, sobre todo en los grupos vulnerables, niños menores de cinco años y adultos mayores; y personas con algún padecimiento crónico degenerativo o en estado de salud vulnerable.

 

Si bien es correcto que las infecciones aumentan por el aumento de temperatura, los padecimientos siguen siendo los relacionadas con la temporada de calor, como enfermedades diarreicas, deshidratación, golpes de calor, entre otros; es por ello que dicho tema es de interés médico.

 

Ramírez Olivares, mencionó que la temporada de canícula se presenta un mes después del solsticio de verano y es un periodo de calentamiento de las aguas del mar lo cual ocasiona que la tierra se caliente y la temperatura disminuya lentamente.

La principal recomendación del médico, es evitar exponerse al sol por periodos prolongados; se sugiere no estar al sol por lo menos de las 10 de la mañana a las 4 de la tarde, periodo cuando la radiación es mayor y el calor aumenta; cubrirse del sol; usar sombreros de paja ya que la transpiración es mejor y evita la sudoración excesiva de la cabeza; evitar comer alimentos crudos y en lugares expuestos a contaminación e hidratarse constantemente de preferencia con agua natural.