IMSS atiende a bebés prematuros con malformación vascular

19

· En el Hospital General de Zona No. 1 se detecta, trata e interviene quirúrgicamente a recién nacidos con un peso menor de 800 gramos

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, realiza una compleja intervención quirúrgica a bebés cuyo nacimiento ocurrió entre la semana 26 y 29 de gestación, y con un diagnóstico de persistencia del conducto arterioso (PCA).

 

La Jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital General de Zona No. 1, Rosa María Ruíz García, señaló que este tipo de eventos quirúrgicos suelen realizarse en hospitales de Tercer Nivel del país, no obsante por la capacidad del equipo, infraestructura y el profesionalismo del personal médico, se llevan a cabo en dicha unidad.

 

La PCA es la anomalía vascular más común en neonatos prematuros, normalmente con malformaciones cardiacas. En el IMSS, durante el 2019, se han realizado tres procedimientos de esta índole. “Estamos hablando de pacientes muy pequeños y frágiles, ya que algunos no llegan a pesar más de 800 gramos”, indicó.

 

El conducto arterioso persistente es un vaso sanguíneo adicional presente en los bebés antes y justo después de nacer, que se cierra naturalmente en el transcurso de las 36 horas de nacido. Para realizar la detección y diagnóstico de este padecimiento, es necesario efectuar un ecocardiograma; el primer paso para su corrección es mediante el suministro de fármacos, pero si no cierra, es necesario recurrir a la intervención quirúrgica.

 

Durante el proceso quirúrgico intervienen un cirujano cardiovascular y un anestesiólogo.

 

El autocuidado y el seguimiento médico durante la gestación, son el filtro más importante para prevenir complicaciones que ocasionen nacimientos prematuros.