Importante prevenir embarazos en adolescentes: IMSS

13

* Las complicaciones en los embarazos en adolescentes son una de las principales causas de muerte materna

* Malformaciones, padecimientos congénitos, partos prematuros, son algunas de las complicaciones que se pueden presentar en el bebé

La comunicación de los padres entre hijas e hijos adolescentes es importante para erradicar tabús respecto a temas de salud sexual y el uso de métodos de planificación familiar, recomendó la doctora de la Unidad de Medicina Familiar No. 45, del IMSS en San Luis Potosí, Margarita Cedillo.

Señaló que un embarazo en etapas tempranas es catalogado como de alto riesgo, ya que el cuerpo de la mujer aún no se encuentra preparado para este proceso física, mental y emocionalmente.

Los riesgos a los que se puede enfrentar la madre son la muerte materna principalmente, abortos espontáneos, partos prematuros, complicaciones psicológicas e interrupción de su vida escolar y social; en el caso del bebé pueden nacer con bajo peso, enfermedades congénitas, malformaciones, problemas de desarrollo u otros padecimientos.

Comentó que actualmente las y los jóvenes presentan una etapa sexualmente activa entre los 15 y los 20 años, sin embargo se llegan a presentar casos en edades más tempranas, siendo el principal problema la falta de información en salud sexual y en la utilización de métodos anticonceptivos, al ser este todavía un tema tabú entre padres, hijas e hijos.

Para prevenir complicaciones, es recomendable la planificación de un embarazo entre los veinte a los treintaicinco años, sin embargo si la joven ya se encuentra en etapa de gestación es importante que reciba atención médica inmediata y llevar un control prenatal adecuado, así como asesoría y apoyo terapéutico para que comprenda los cambios que se presentarán durante esta etapa.

Finalmente, la doctora Cedillo, exhortó a padres de familia y tutores, así como autoridades escolares, a acercarse a las y los jóvenes para brindarles información adecuada sobre sexualidad, así como la confianza para que se acerquen a las unidades de salud y consultorios de planificación familiar del IMSS, donde pueden recibir asesoría y múltiples opciones de métodos anticonceptivos de forma gratuita.