Importante incluir el tamiz oftalmológico a recién nacidos

13

Es importante que se incluya el tamiz oftalmológico como parte de los primeros estudios a los niños recién nacidos, indicó la diputada Guillermina Morquecho Pazzi, presidenta de la Comisión de Salud y Asistencia Social.

Por ello, presentó a una iniciativa de reforma a la Ley de Salud del Estado, para incluir la realización de este estudio como parte de la atención materno-infantil, ya que la vista es el sentido que más tarda en madurar, pero también el principal proveedor de información del cerebro durante el primer lustro de vida.

Explicó que durante los primeros días del menor, es importante tener la certeza del estado en que se encuentran las diferentes estructuras de los ojos.

El primero de estos exámenes es la exploración externa, que se hace después del nacimiento, para comprobar que sus cejas y párpados estén completos y que no tengan cataratas o alguna otra alteración congénita visible en la parte frontal del ojo.

Posteriormente viene el primer estudio de los ojos, el denominado tamiz oftalmológico, que es el estudio que completa la primera revisión ocular, pues a diferencia del anterior examen, este revisa la parte posterior de los ojos del pequeño, llevándose a cabo las cuatro semanas de su nacimiento.

“En ese sentido, es que propongo reformar el artículo 51 de la Ley de Salud del Estado de San Luis Potosí, para que se ofrezca ésta prueba en todos y cada uno de los hospitales maternos que se encuentran en nuestro estado, haciendo de la prevención la mejor opción en materia de salud y, legislando en favor de la niñez potosina que también es mi compromiso”, manifestó.

La legisladora Morquecho Pazzi manifestó que para la realización de este estudio, el oftalmólogo emplea un instrumento llamado oftalmoscopio, el cual, a través de una serie de lentes y una lamparita, detecta las alteraciones que, por ocurrir en las estructuras oculares posteriores del ojo (nervio óptico y retina), no son aparentes a simple vista, pero pueden producir baja visión o ceguera.

“Aun cuando en el menor no se detecte ningún problema, es importante que el pediatra incluya este tipo de revisiones, además de las consultas periódicas y algunas otras pruebas, que confirmen que el menor es capaz de mirar con los dos ojos un objeto al mismo tiempo y seguirlo con la visión para la prevención de cualquier problema visual”.

La iniciativa se analiza al interior de la Comisión de Salud y Asistencia Social.