Guerra de Juicios y Sanciones

90

El último reducto convertido en escoria pura de lo que fue el reconocido movimiento navista, se lanzó este lunes en contra del diputado federal José Ricardo Gallardo Cardona, a quien señalan y acusan ante el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana CEEPAC, de realizar presuntos actos anticipados de campaña,- es decir,- “El Frente Ciudadano Anticorrupción y sus reducidos apóstoles, insisten y se empecinan en encontrarle pubis a las gallinas”.

La solicitud para que se sancione a Gallardo Cardona por lo que ellos llaman “actos anticipados de campaña”, son desde luego para el sobrino predilecto, virtudes y compromisos de campaña y de gobierno. Desde que Xavier Nava Palacios obtuvo la candidatura del PRD para ser diputado federal, nunca ha ocultado ni negado su intención de ser gobernador del estado, solo que ahora lo hace con la estructura y los recursos humanos y financieros disponibles del municipio.

La petición ante el órgano electoral de castigar al Pollo, obviamente tiene una pretensión política perversa. Temerario y provocador seria que la autoridad electoral la admita en su pleno para su aprobación, a menos que exista alguna disposición, sugerencia, recomendación o instrucción oficiosa, la presidenta del CEEPAC, Laura Fonseca Leal, deberá mostrarse alerta y prudente en la identificación del fin que se persigue, pues el trasfondo de la denuncia es uno solo, impedirle a Ricardo Gallardo competir en el 2021.

Visto en perspectiva, y a como se están moviendo las cosas en el contexto nacional, es probable que el CEEPAC desaparezca en menos de un año. Ante esta disyuntiva, Laurita tiene dos opciones: Una, actuar responsablemente sin dejarse manipular por oscuros intereses y, dos, No dejarse sorprender en darle entrada a un proceso sancionador que de antemano sabe que no tendrá los elementos suficientes y necesarios para imponer un castigo, ya sea al PVEM o a Ricardo Gallardo, ya lo verán.

Que José Ricardo Gallardo Cardona se hubiese convertido en el líder natural y moral de la nueva estructura del PVEM no es casual ni fortuito. Fue justamente el legislador federal potosino quien hizo los acuerdos políticos y los amarres en los más altos niveles; por supuesto con la anuencia del líder nato de MORENA, es decir, del presidente de la Republica, Andrés Manuel López Obrador. Si no se le quiere ver así, entonces ignoran o estarán negando la nueva realidad política.

El que José Ricardo Gallardo Cardona, acuda las veces que sean necesarias a los eventos de su partido, el PVEM; el que Gallardo recorra municipios o colonias y el que asista a reuniones interpartidistas no solo es un deber de militante sino una obligación estatutaria de partido para impulsar campañas de acercamiento, afiliación y re afiliación de su militancia.

El que haya existido algún pronunciamiento sobre sus aspiraciones por parte de algún líder nacional o local, no es de su responsabilidad y, el que no tenga una oficina de enlace identificable, tampoco es agravante o motivo de, ya que si la instala, lo más seguro es que también se la endilguen como una intención electoral. ¡Como si los diputados o senadores del PAN u otros no las tuvieran!

En cuanto a que los medios informativos serán revisados por publicaciones que el FCA o el CEEPAC presumen ser actos anticipados de campaña, yo les sugiero que empiecen por observar los actos de otros y las burdas estrategias de “contra- campaña” que se han orquestado desde las entrañas mismas del poder público y desde otros poderes facticos, incluyendo las redes sociales.

ENTRE PARÉNTESIS

A propósito de, una nueva encuesta le concede a MORENA para el 2021 un posicionamiento semejante a 2018 en la mayoría de los estados donde habrá cambio de titular del Poder Ejecutivo. Desde luego incluye a San Luis Potosí, pero con la novedad que el ganon seria Toño Lorca. Por el PAN se mantiene Sonia Mendoza y, en el PRI, surge la figura de Daniel Pedroza Gaitán, actual Secretario de Finanzas. La medición es, sin duda alguna, altamente especulativa y lo más probable es que pronto se desaten los demonios hacia el interior de los partidos políticos, ya lo veremos. Hasta pronto.