Fiscalización más importante es la de los ciudadanos: Ugalde Montes

20

 

*.- La Ley de Transparencia es una herramienta de la sociedad que permite que haya certeza sobre el uso de los recursos públicos por parte de las secretarías y los funcionarios, explicó el Secretario de Finanzas.
*.- “No hay restricciones, si hay alguna es de seguridad pública, pero la gran mayoría del gasto está abierto”.

El Secretario de Finanzas, José Luis Ugalde Montes, explicó que no existen restricciones para que la ciudadanía conozco cómo y en qué se gastan los recursos públicos, los cuales además son fiscalizados por autoridades a nivel local y federal.
“No hay restricciones, si hay alguna es de seguridad pública o algunas cosas que se reservan, pero la gran mayoría del gasto está abierto, la información pública, la agenda de los funcionarios, en qué gastan, si te fuiste una comida, ¿a qué fuiste a esa comida?, si no se da a conocer todo eso, hay una sanción”.
El Secretario de Finanzas agregó que las auditorías superiores del Estado y la Federación, la Contraloría General del Estado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y la Secretaría de la Función Pública, se encargan de revisar el gasto.
“Pero la revisión más importante que tenemos es la ciudadana, la Ley de Transparencia ha sufrido cambios sumamente importantes que entraron en vigor en mayo de 2016 y que obligaron a actualizar la transparencia por estado y municipios, con sanciones importantes para los funcionarios que no cumplen con esta obligación”.
Por ello, reconoció Ugalde Montes que los principales auditores son los ciudadanos, la gente que está preocupada por el desarrollo del funcionario y por lo que se hace en las secretarías, sobre lo que tiene derecho a solicitar información.
Agregó que la revisión del gasto corresponde a la ASE, y una parte a la Unidad de Fondos y Valores de la Secretaría de Hacienda, además de la Secretaría de la Función Pública y la ASF.
“La SFP nos revisa los recursos del Ramo 33, la ASF a partir de este año ya no revisa el Ramo 33, o sea los recursos transferidos para educación, salud, programas sociales, y nos revisa también el Ramo 28, las participaciones”, concluyó.