Estrategias para evitar consumo de drogas

13

Ante la problemática del uso y abuso de drogas que se presenta actualmente, la diputada Guillermina Morquecho Pazzi consideró que si la familia y la escuela formamos un frente común y creamos estrategias para que los menores y los jóvenes puedan enfrentar diferentes tipos de hostigamientos para el consumo de drogas o establecemos protocolos para evitar que tengan que vivir eventos traumáticos en su vida, podríamos, incluso, salvarles la vida.

 

Por ello, en la próxima sesión ordinaria del Congreso del Estado presentará un punto de acuerdo con el objetivo de exhortar a la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado para que en coadyuvancia con los padres de familia se forme un frente común y se realicen diferentes estrategias para que los menores y los jóvenes puedan enfrentar diferentes tipos de hostigamientos para el consumo de drogas o alcohol; así como crear diferentes protocolos de comportamiento de ayuda para evitar poner en riesgo su seguridad y las de los demás.

 

En el punto de acuerdo que se presentará se señala que un problema al que no podemos cerrar los ojos y que está ocurriendo en nuestra sociedad es el uso y abuso de drogas; a nivel mundial cada 26 de junio se refuerzan acciones con el fin de alcanzar una sociedad libre del consumo de drogas. Es por ello que cada año se recomiendan medidas adicionales para la prevención y tratamiento del uso y abuso de drogas.

 

Reducir la oferta y la demanda, así como mejorar el acceso a medicamentos controlados y restringir su desvío al mercado ilegal son unas de ellas. El rol que juegan actualmente los derechos humanos en los jóvenes, en la niñez, en las mujeres y en las comunidades más vulnerables son problemas que también se revisan; otros problemas incipientes que también son revisados son las nuevas substancias psicoactivas, el fortalecimiento de la cooperación internacional, y las vías alternativas de desarrollo, en todos ellos existe un objetivo común, apoyo a la prevención y el tratamiento.

 

En el rubro familiar y escolar, “Escucha Primero” es una iniciativa para prevenir el consumo de drogas, una inversión eficaz para lograr el bienestar de la niñez y de los jóvenes, con sus familias y comunidades.

 

La presión de los compañeros para probar drogas no es menos intensa que la presión sexual que muchos adolescentes enfrentan. Al igual que con cualquier situación que posiblemente pueda causar problemas, tenemos que preparar a los menores para que rechacen las ofertas de alcohol y otras drogas, preferiblemente sin enemistarse con sus compañeros, aunque a veces eso no es posible. Por tanto, en el rubro familiar y escolar, se deben planear estrategias similares para rechazar las propuestas sexuales y las de las drogas y el alcohol.

 

Concientizar a los menores que con un solo decir “no” es un buen comienzo, pero que sin embargo se deben de prepararse a mantenerlo ya que la tendencia de algunos adolescentes de tratar de convencer un compañero para que pruebe las drogas o el alcohol no permitirá que las cosas queden así. De hecho, quienes abusan de sustancias tienden a ver el convertir a un menor o joven de buen comportamiento como todo un desafío, como si fuera su deber, y pueden ser sumamente persistentes.

 

Hoy en día existen drogas indoloras