Debates son muy acartonados, pues suelen ser monólogos

6

– Se tiene que dar con mayor contenido este tipo de ejercicios

“En realidad ya está prácticamente decidida a menos que en estos días que se restan suceda algo extraordinario no veo por donde cambien las tendencias”, así lo señaló Javier Contreras Alcántara, politólogo del Colegio de San Luis (COLSAN), respecto a la elección para la Presidencia de México en donde señaló que a pesar de este último debate no considera que cambien o afecté mucho la intención del voto de los ciudadanos por el candidato que es puntero en las encuestas.

“Pensamos que podemos esperar grandes modificaciones en la intención del voto, no lo vamos a encontrar así, esto no es posible, en primer lugar porque en esta elección en particular hay al parecer un liderazgo ya muy sólido en intención del voto de tal manera que sólo en aquellos casos cuando la intención del voto es disputada o reñida es cuando podemos observar que las intenciones del voto que se dan a partir de un debate pueden ser significativa pero con este tercer debate no va a ser así”, dijo.

Destacó que otro punto para considerar que no se va a mover mucho la intención del voto que tienen los mexicanos es la última encuesta que dio a conocer la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), esa encuesta termina por confirmar todas las demás encuestas con el primer lugar consolidado de Andrés Manuel López Obrador, y vienen a dar una especie de cerrojo a la elección, por lo cual solo “un gran golpe” mediático podría cambiar las preferencias, pero si no sucedió hasta ahora parece que ya no va a suceder.

Ante esto consideró que el impacto de este último debate va a ser muy mínimo, no se va a encontrar grandes diferencias, más bien la diferencia va a entrar por el lado del segundo lugar, de quien pueda consolidarse en ese segundo lugar, sin embargo no les va alcanzar para aproximarse al puntero de las tendencias del voto, por ello reiteró que parece ser que solo hay que esperar a las elecciones para que estás tendencias se confirmen.

En cuanto al debate en sí, crítico que los debates sean muy acartonados, pues suelen ser monólogos, sin un proceso de interacción real, además de ser efectivamente usados para ataques, los cuales generalmente son ataques personales, contra quién encabeza las preferencias del electorado, aunque apuntó que se están en este proceso de cambio donde se va a entender que ya los debates no son propiamente monólogos, sino que son procesos de interacción y de discusión de ideas “la ciudadanía ya está cansada de los ataques, se piensa que la política es vacía cuando realidad no lo es así, entonces se tiene que dar con mayor contenido este tipo de ejercicios”, concluyó.