Arzobispo pidió tender la mano a los pobres y débiles

27

 

El Arzobispo de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero Romero, abordó el tema de la Primera Jornada Mundial de los Pobres, la cual fue instituida por el Papa Francisco, bajo el lema “no amemos solo de palabras sino con obras”, esto en su colaboración dominical denominada “Vivamos el Encuentro con los Pobres” que se publica está domingo en el semanario La Red de la Arquidiócesis Potosina, en donde además el Arzobispo pidió a los creyentes a tender la mano a los pobres, a los débiles, a lo nobles, y a las mujeres cuya dignidad con frecuencia resulta pisoteada.

 

Cabrero Romero recordó que el Papa Francisco en alguna ocasión has señalado las crecientes desigualdades sociales que hay en el mundo, ha hablado de la inmensa riqueza que descaradamente se acumula en manos de unos pocos privilegiados y la escandalosa propagación de la pobreza en grandes sectores de la sociedad; por ello Cabrero Romero indicó que hay que estar convencidos de que cualquier acto o acción que como personas se pueda compartir con los pobres permite entender el Evangelio en su verdad más profunda.

 

Asimismo el prelado indicó que es necesario entrar en la dinámica de una sensibilización hacia un verdadero encuentro con los pobres, esto para dar lugar a un compartir que se convierta en un estilo de vida, lo anterior mediante tender la mano los pobres, ir a encontrarlos, a mirarlos a los ojos, abrazarlos para hacerles sentir el amor que rompe ese círculo de la soledad.

 

“Ante todo hay que llenarse con este espíritu de pobreza, comenzando por aceptar nuestra propia condición humana, el de una criatura limitada, pecadora ante las tentaciones de sentirse “omnipotentes”, esa es la pobreza a la que invita el Evangelio para seguir a Jesús”, concluyó.