Amas de casa preparan comida hasta para 250 personas

19

Apoyan a familiares de pacientes internados en el Hospital Central

Una labor altruista como hay pocas, se puede ver cada día en las inmediaciones del Hospital Central “Ignacio Morones Prieto”, específicamente en la estancia -comedor que ofrece techo y comida a los pacientes foráneos.

Este lugar solía funcionar solamente como comedor, sin embargo pasó a manos de amas de casa integrantes de la iglesia Sagrada Familia de Nazaret, quienes decidieron ampliar el servicio a albergue.

Es así que cada día, 14 amas de casa se dan a la tarea de preparar las tres comidas del día para un promedio de 220 personas, que es la capacidad que tiene el lugar, aunque en ocasiones han llegado hasta 250 personas.

Aunque la idea es no negarle la ayuda a nadie, Evangelina reconoce que la capacidad del lugar no les permite ampliar el servicio, por lo que lo mantienen en ese promedio de atención.

Las actividades en la estancia comedor inician desde las 3 de la madrugada, pues a esa hora comienzan a llegar los pacientes de las comunidades del interior del estado, principalmente de la Huasteca, mismos que suelen formarse a las 5 de la madrugada en espera de recibir atención en el nosocomio.

En ese sentido, la coordinadora del albergue puntualizó que este espacio está enfocado a apoyar únicamente a pacientes foráneos y sus familiares, pues ya de por sí el espacio es limitado.

El albergue ofrece su servicio durante todo el tiempo en que la persona acredite ser paciente activo del hospital, por lo que se convierte en un segundo hogar para quienes reciben quimioterapia, radiaciones u otros tratamientos a largo plazo.

De acuerdo a la coordinadora, el 90% de las personas que acuden se encuentran en extrema pobreza, “se encuentran fuera de su casa, en extrema pobreza y enfermos”.

Además del trabajo de las amas de casa que han entregado su tiempo al albergue, éste sobrevive gracias a aportaciones de terceros, por lo que se puede prestar ayuda incluso con manos para servir a quienes a diario encuentran en este lugar, una respuesta solidaria.