Alcalde Nava miente para justificar alza de impuestos y más deuda pública: Regidores del PRD

12
-Lastres financieros de gestiones de otros partidos se pretenden contabilizar a la administración 2015-2018: regidores Antonio Salas y Ana Pineda
-En los últimos tres años no se adquirió ni un solo peso de deuda bancaria y un alto porcentaje de deudas con proveedores proceden de otras gestiones
El alcalde capitalino Xavier Nava incurre en una serie de falsedades y en un desconocimiento profundo y preocupante de las finanzas municipales, al tratar de responsabilizar a la administración 2015-2018 de dos décadas de gestiones de diferentes partidos, aseguraron los regidores del PRD, Antonio Salas y Ana Pineda.
Enfatizaron: “Vemos que interpreta de manera incorrecta los estados financieros, que no está preparado ni sus principales colaboradores para analizar las cifras, su origen y evolución, en lugar de proceder de manera técnica e imparcial, se imponen lecturas políticas sesgadas y se hace a un lado un verdadero ejercicio de revisión de las finanzas municipales”.
Antonio Salas afirmó que “estamos convencidos que este escenario financiero que presentó el alcalde Nava, tiene como único objetivo exagerar la realidad e inventar un responsable para justificar la serie de medidas impositivas y la solicitud de un crédito que estaría por presentar en próximas fechas”.
Sobre las deudas con proveedores que se estimó en 460 millones de pesos, la regidora Ana Pineda dijo que es preciso aclarar que únicamente el 20 por ciento de ese monto corresponde a la administración 2015-2018, esto debido al correcto apego de los presupuestos de egresos; y el 80 por ciento que proviene de otras administraciones refleja que el manejo no fue el adecuado.
Ambos coincidieron en señalar que “la intención del alcalde Nava es responsabilizar a una gestión ajena a las presuntas irregularidades que se le pretenden endilgar, cualquier estudiante de contabilidad podría tener una mejor lectura de las finanzas municipales que la actual administración, deben saber que en las pasadas administraciones no había paridad entre el ingreso y egreso, por lo que cerraban con déficit presupuestario.
En lo referente a la deuda pública, se le adjudican al gobierno anterior  450 millones de pesos, “cuando es público y notorio que la administración 2015-2018 no contrató esa y ninguna otra deuda, y tampoco no aumentó ese rubro sino que se hizo todo lo contrario y se cumplió cabalmente con los plazos fijados para el pago de los créditos de gobiernos municipales pasados”, acotó el edil Antonio Salas.
Cabe hacer mención que la deuda fue reestructurada por última vez en la administración de de Mario García Valdez, en condiciones leoninas para el erario municipal.
En el tema de obras públicas, se menciona la cifra de 120 millones de pesos, de los cuales, aclaró Antonio Salas, el recurso con el que se ejerció dicho rubro se encuentra etiquetado en los fondos de Fortalecimiento Municipal e Infraestructura Municipal,  y que no todo este rubro corresponde a la administración 2015–2018, a éste corresponde solo un aproximando de 40 por ciento, y los pagos se realizan en base a estimaciones.
Referente al pago de ISR, el trabajador de nómina tiene la prestación contractual de que se le retiene el impuesto y se le vuelve a regresar por un beneficio que se tiene, en ese sentido el trabajador no es afectado por esa situación, en el pago de ISR se tiene pendiente la devolución por parte de la SHCP, derivado de artículo 3B de la Ley de Coordinación Fiscal, por lo que con el recurso que se obtenga, se podrá hacer frente a esta obligación, concluyó Salas.