Academia es imprescindible en la revolución 4.0: Leda Peralta de CEPAL

6

“La academia obtiene un papel central en la revolución 4.0, si estamos hablando de formar un capital humano, innovador, creativo; la universidad queda al centro de esta revolución. A los estudiantes les corresponde aplicar lo aprendido en la teoría y cómo llevar esto al sistema productivo, a la economía nacional”.  Consideró la Lic. Leda Peralta Quesada, oficial de asuntos económicos en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de visita a la Facultad de Economía de la UASLP para impartir una conferencia a estudiantes.

 

Señaló que se necesitan nuevas capacidades, no necesariamente ser un excelente economista o profesional, deben reunir una serie de actividades blandas para insertarse en entornos multiculturales, manejar gran cantidad de datos, creativos, críticos, flexibles, que sepan jugar con la revolución.

 

Peralta Quesada, manifestó que, para la CEPAL, la revolución 4.0, representa un cambio estructural progresivo centrado en el conocimiento y la innovación, es decir, en el capital humano de calidad y cuestiones de sostenibilidad ambiental, “no podemos seguir con el modelo de desarrollo actual, es ambientalmente insostenible, que no ha permitido el fortalecimiento del capital humano que América Latina tiene en abundancia.

 

Reconoció a México como un país competitivo, con importante relación entre Estados Unidos, Canadá, Europa, siendo el tema automotriz una gran ventana de oportunidad, aunque es también un sector que se está automatizando, así que México debe repensarlo, renovar, aportar innovación al fortalecimiento de su recurso humano, “la revolución nos obliga a movernos más rápido porque los cambios son disruptivos, aunque si va por buen camino hay que potenciar para apurar”.

 

La tendencia 4.0, está en un reacomodo, países como China con la fortaleza en robótica están automatizándose más rápido convirtiéndose en fronteras tecnológicas. En América Latina, aún se está lejos de la frontera tecnológica que están dictando países como Estados Unidos, el continente europeo, Corea del Sur, “la frontera está un poco lejos, estos países están dictando la línea hacia dónde ir, son cadenas que deben agregar valor a los procesos productivos y caemos nuevamente en la importancia del capital humano que debemos formar en la región”.