Absurdo, INTERAPAS compra agua cara y la vende barata

62

 

 

El agua que llega de “El Realito” vale 12 pesos el MT3 y el INTERAPAS la vende en 50 % menos

“Usted no puede comprar un kilo de jitomate en 30 pesos para luego venderlo en 15”, eso es un absurdo

Corrupción, agandalle y esquemas financieros ventajosos del pasado llevaron al Interapas a la quiebra

Hay alternativas de solución y en su momento el Alcalde con licencia las planteó

 

Resulta incomprensible, absurdo y contradictorio, pero el metro cúbico de agua que llega de la presa “El Realito” le cuesta al INTERAPAS entre 10 y 12 pesos, sin embargo, no puede cobrarlo más allá de 5 a 6 pesos a los usuarios; visto así, la lógica apunta a que el organismo no es rentable, lo vuelve deficiente y por lo tanto inviable.

Si a esto se suma el aumento gradual a las tarifas de energía eléctrica, un suministro necesario para que el INTERAPAS realice el bombeo del vital líquido de los pozos, las cosas se le complican pues tiene que pagar mensualmente a la Comisión Federal de Electricidad CFE, cantidades que van entre los 12 y los 14 millones de pesos.

Lo anterior significa, que el primer costo de operación más alto para el INTERAPAS lo representa el pago por consumo de energía eléctrica y en seguida el pago por más de 8 millones de pesos que el organismo hace mensualmente a “Operadora El Realito S.A. OERSA”, empresa encargada administrar el agua proveniente de “El Realito” que surte a la capital potosina.

En términos de administración, no es la nómina de sus cerca de 700 empleados lo que ha empeorado la situación financiera del organismo operador del agua potable, ni tampoco los sueldos que perciben sus empleados y directivos, sino fundamentalmente sus gastos de operación elevados que le impiden mejorar y ampliar su infraestructura en la zona metropolitana.

Se podría decir, que el quiebre financiero del INTERAPAS, comenzó el 22 de enero del 2015 cuando El Realito comenzó a enviar los primeros 300 mil metros cúbicos por segundo, cantidad de agua que se vio incrementada a los 600 mil metros que actualmente se reciben en los tanques de almacenamiento. En teoría, la obra de la presa cuyo costo fue de mil 600 millones de pesos, estaría financieramente a cargo del gobierno federal, sin embargo, es el gobierno del estado quien la paga y son los municipios de San Luis Potosí y Soledad los avales solidarios.

Nadie podría negar que el servicio que presta el INTERAPAS es en ocasiones deficiente, pero ello tiene su origen en tres antecedentes: Primero por los niveles de corrupción que imperaron durante años entre sus directivos, segundo: Por las deudas heredadas superiores a los 200 millones de pesos y, tercero: Por la actitud vengativa y revanchista de algunos de nuestros diputados que sistemáticamente se opusieron a realizar ajustes reales a las tarifas del agua potable.

El INTERAPAS simplemente no es rentable, “usted no puede comprar un kilo de jitomate o de huevo a 30 pesos para luego venderlo en 20”, “eso es un absurdo y es justamente lo que hoy sucede en el organismo intermunicipal que compra el agua cara y la vende barata.” Ante esto, la administración del INTERAPAS se propuso en su momento someter a la autorización del Congreso el ajuste a las tarifas, pero le fue negada durante dos veces consecutivas por cuestiones políticas.

Otras alternativas, las propuso en su momento el Alcalde con licencia Ricardo Gallardo Juárez, las cuales consistieron en que se subsidie por parte del gobierno federal la diferencia entre lo que cobra “El Realito” por metro cúbico de agua con respecto a cómo lo cobra realmente el INTERAPAS, desafortunadamente y también por razones de orden político no ha sido escuchado.

La otra propuesta de Ricardo Gallardo, y que por cierto hoy traen de moda o como bandera los candidatos del PRI o de MORENA a la presidencia municipal, es que el municipio retome nuevamente la responsabilidad de suministrar el servicio de agua con un esquema empresarial semejante al aplicado en la ciudad de Saltillo, Coahuila o en estados como Guanajuato o Querétaro, la idea original no es mala y esa podría ser una alternativa de solución.

Pero todavía anda por ahí alguno que otro asesor del candidato de Morena Leonel Serrato o de la candidata del PRI Cecilia González, que han planteado como solución retomar el Modelo de Mejora Integral de la Gestión MIG. Un proyecto que, por cierto, desde el momento de su creación fue prostituido y fue desechado por ventajoso debido al manoseo financiero y operativo que tuvo por parte de ex Directores del INTERAPAS y funcionarios de la CONAGUA y de la CEA.

A final de cuentas de “integral” no tenía nada ese “modelo” ya que solo beneficiaba a las partes pudientes de la capital a cambio de afectar a las partes bajas y comprometer las participaciones federales de los municipios de Soledad y San Luis Potosí. El MIG solo beneficiaría a un 30 % de la población, pero dejaría desprotegido totalmente a Soledad y al resto de la población que habita en las colonias pobres o marginales de la zona metropolitana, por eso se rechazó.