Toman clases con cascos por temor a que se les caiga el techo

8

SINALOA

Alumnos de una escuela primaria en Sinaloa comenzaron a tomar clases con diversos tipos de cascos, luego de que partes del techo de un aula comenzara a derrumbarse, los padres de familia tienen temor de que ocurra un accidente.

Se trata de la Escuela Primaria Niños Héroes, ubicada con la comunidad de Palos Blancos, en el municipio de Guasave, donde el aplanado de los salones ha estado cayendo al igual que algunas marquesinas.

Es riesgoso, además los niños no se concentran, estoy dando la clase y los niños lo que están haciendo es mirando hacia el techo y dicen, mire maestra ya se va a caer, entonces es distracción, aparte de que lo primero aquí es riesgoso, es muy riesgoso”, comentó la maestra Gloria Inzunza.
Las aulas más dañadas son las de tercero y cuarto año, pero las dos bibliotecas del plantel también están sin funcionar por los mismos motivos.

La escuela tiene más de 60 años y los padres de familia han apoyado con algunas reparaciones, sin embargo, este ciclo escolar ya no pudieron hacer mucho por las aulas, señalo la directora Rosario Castro.

Se agudizó por tanta lluvia, entonces ese es un problema que ya no se puede solucionar con pequeños recursos, necesitamos ya de algo, de una institución, que nos llegue este apoyo”, aseguró.
Luego de que los alumnos comenzaran a tomar clases con cascos, autoridades escolares acudieron a inspeccionar físicamente el plantel y constataron que existe el riesgo de otros derrumbes, por lo que ordenaron no seguir impartiendo clases en el aula más afectada.

Sin embargo, en las demás los techos están prácticamente húmedos, hay algunos que ya se les ve el esqueleto, como luego decimos, se les ven las varillas que ya están muy deterioradas y la verdad si es muy preocupante la situación”, determinó Gonzalo Camacho, supervisor escolar de la zona 040.
Más de 220 alumnos acuden a recibir clases en esta escuela, que no tiene otros espacios para adecuarlos como aulas, por lo que la única solución es reparar los daños.

Los problemas ya eran viejos, pero se agudizaron con el impacto de la tormenta tropical 19-E, que afectó 11 de los 18 municipios del estado el pasado 20 de septiembre, estimando en ese momento una afectación en más de 100 planteles educativos.

Mientras se resuelve el problema, los alumnos de tercero año, quienes reciben clases en el salón más afectado, estarán temporalmente en el aula de medios o en los jardines para evitar riesgos.

La Secretaría de Educación Pública y Cultura del estado informó que ya tienen conocimiento del problema y en breve acudirán al municipio de Guasave para evaluar los daños.