TEPJF valida elección; AMLO es presidente electo

8

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) declaró hoy miércoles a Andrés Manuel López Obrador como presidente electo para el periodo 2018-2024, con el 53.2 % de los votos obtenidos el 1 de julio, en elección declarada válida y sin una sola casilla anulada.

En su favor López Obrador obtuvo 30 millones 110 mil 327 sufragios, que representan 53.20 % de la votación total, según el cómputo final y definitivo de la elección presidencial y por primera vez en la historia del país ninguna de las casillas impugnadas fue anulada.

En sesión pública los magistrados concluyeron la calificación de la elección presidencial, consistente en la realización del cómputo final y definitivo de la elección, la aprobación del dictamen sobre los requisitos de elegibilidad del candidato más votado y la declaratoria de la validez de la elección presidencial y de presidente electo.

Tras la votación por unanimidad se citó a sesión solemne a las 13 horas en que se entregará la constancia de mayoría y de presidente electo a López Obrador.

Además se ordenó notificar a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, responsable de emitir el Bando Solemne para dar a conocer en toda la República la declaración de Presidente Electo.

El dictamen avalado estableció que desde el inicio del proceso y hasta hoy el TEPJF resolvió mil 196 medios de impugnación estrictamente relacionados con el proceso de elección presidencial.

Esto incluye 286 impugnaciones a los cómputos distritales de las elecciones presidenciales, todos desestimados o declarados improcedentes y que no llevaron a la anulación de ninguna casilla.

Todos los magistrados fijaron posturas sobre la elección presidencial.

La magistrada presidenta del TEPJF, Janine Madeline Otálora planteó que esta elección, “histórica por sus resultados en las urnas demuestra la madurez de la democracia” y que “la alternancia en el poder de partidos políticos de ideologías opuestas es una realidad que se logra sólo con el voto ciudadano”.

El magistrado Felipe de la Mata Pizaña también centró su intervención en la alternancia a la izquierda.

“Ganó la oposición, ganó el licenciado Andrés Manuel López Obrador, ganó la izquierda. No hay duda, ganó con votos ciertos” y fue reconocido por todos los actores políticos, “fue una elección valiente”, dijo De la Mata.

Por su parte, el magistrado José Luis Vargas Valdés destacó que esta es la tercera alternancia democrática pacífica en la historia reciente del país, “resultado de nuestra creciente madurez política, nuestra fortaleza institucional y de un profundo respeto por las leyes que hacen posible nuestra democracia. Es un paso más en la dirección correcta: la de un México que puede elegir y cambiar en paz” y por las vías institucionales.

El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón estableció que en esta tercera alternancia en la presidencia debe motivar la reflexión de dónde venimos y hacia dónde vamos. “Hace 150 años, al restaurarse la República, el Presidente Benito Juárez decía que ‘La paz es el medio de alcanzar la necesaria reconciliación’. Hoy, relevantemente el postulado se ha invertido, la reconciliación política es importante para impulsar juntos la necesaria solidaridad en nuestro país”.

También se refirió al escenario de relevo pacífico la magistrada Mónica Aralí Soto, quien destacó que el proceso electoral ensanchó el camino democrático “a la justicia, libertad e igualdad plenas…la patria es primero hoy la patria está en paz”.

Para el magistrado Felipe Fuentes Barrera lo relevante es que “no hay democracia sin participación ciudadana sin ejercicio de libertades, sin instituciones sólidas, y sin actores políticos ajustados a las reglas del y juego”.

El magistrado Indalfer Infante Gonzáles destacó el acto democrático y de civilidad de los actores políticos que reconocieron que no fueron favorecidos por los votos, con lo que permitieron el cambio pacífico. Ahora –llamó- se deben dejar atrás las divergencias de la contienda “para que todos los mexicanos transitemos rumbo al progreso, el fortalecimiento de las instituciones”.