Sólo aceptarán policías que estén certificados; “no iremos a buscar delincuentes”

12

CIUDAD DE MÉXICO.

Alfonso Durazo Montaño, propuesto como secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana del próximo gobierno, aclaró que se someterá a la Policía Federal a una depuración, y que sólo quienes aprueben los controles de confianza previstos en la ley pasarán a formar parte de la Guardia Nacional, cuyos detalles se presentaron el miércoles pasado.

Luego de reunirse una hora con Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, en sus oficinas de la  colonia  Roma, Durazo Montaño explicó que la sustitución  de los soldados y marinos que desde hace tiempo combaten la inseguridad  y la violencia “será paulatina”, de cara a la conformación de la Guardia Nacional, que requerirá entre 120 y 150 mil efectivos en todo el país, cuyo propósito es alcanzar la pacificación.

El próximo responsable de Seguridad Pública anunció que partir del 1 de diciembre de 2018, los marinos y soldados que ahora vigilan las calles serán reemplazados por policías militarizados de las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina Armada de México.

En breve entrevista, Alfonso Durazo adelantó  que serán alrededor de 43 mil efectivos militares los que se encarguen de replegar al crimen a partir de diciembre, cuando López Obrador asuma el mando supremo de las Fuerzas Armadas al asumir la Presidencia.

“Van a ser reemplazados por policías militares. Este proceso inicia a partir de diciembre. No será de un día para otro, tenemos 35 mil policías militares, alrededor de ocho mil policías navales y otro tanto que podrían ser de la Policía Federal. Ésos serían los elementos”, detalló.
En el caso de la reducción de penas a miembros del crimen organizado, Durazo aclaró que “no irán a buscar delincuentes”, pero que quien colabore para disminuir la inseguridad podrá  acogerse  a los beneficios de una reducción de penas que consideren las leyes mexicanas.

“No es acercamiento (a criminales). Aquellos criminales que se entreguen, que cumplan, que colaboren con la justicia, que reparen el daño, podrán recibir alguna rebaja en la pena; recuerden ustedes que hay restricciones en el derecho internacional y no es que salgamos a buscar criminales, es que quienes quieran  colaborar con la justicia puedan recibir algún beneficio”.
Recordó que este tipo de mecanismos legales ya existen en el país, por ejemplo, la figura del testigo  protegido o colaborador. Y reiteró que la ley de amnistía es una posibilidad que debe enriquecerse y debatirse, por lo que el tema sigue sobre la mesa para su análisis y construcción.