Solalinde espera arribo de caravana migrante a Oaxaca

9

OAXACA

A pesar de que aún no hay una ruta preestablecida de los municipios del Istmo de Tehuantepec por donde pasarán los migrantes centroamericanos en su travesía a la frontera sur de Estados Unidos, el sacerdote Alejandro Solalinde tiene listo el albergue “Hermanos en el Camino”, que fundó él mismo en 2007, para recibir la caravana migrante en Ciudad Ixtepec.

En entrevista, Solalinde adelantó que alcanzará a los migrantes en los límites entre Oaxaca y Chiapas, para acompañarlos en su arribo al Istmo.

Apuntó que la indefinición en las eventuales paradas “podría obedecer a que el contingente no tiene liderazgos visibles”.

La verdad es que hay una desorganización, y de ese bloque compacto que se notó en la zona fronteriza del río Suchiate, se ha ido separando al paso de los días por la rapidez de cada uno al caminar”, dijo.

Entonces – mencionó – se van organizando en grupos y la idea es que estén juntos; al apartarse quedan vulnerables, y desata las deportaciones y maltrato del Instituto Nacional de Migración (INM), como la detención registrada ayer jueves en Arriaga, Chiapas. Según Solalinde tienen conocimiento de que van más de 500 deportaciones en esta semana.

En caso de que el grupo migrante decida llegar a Ciudad Ixtepec, después de pasar por los municipios zapotecos de Chahuites, Tapanatepec, Zanatepec y Juchitán, tienen garantizado un lugar para comer, hidratarse, descansar y aliviar sus heridas.

Para esto el Ayuntamiento de Ixtepec acondicionó un gimnasio, la cancha municipal y las pistas de baile para acogerlos en su recuperación.

Mencionó que probablemente los que lleguen a Ixtepec aspiren a subirse al ferrocarril (‘La Bestia’) para avanzar prontamente, sin embargo, el gobierno federal dispuso de cuadrillas de trabajadores para darle mantenimiento a las vías, precisamente en esta fecha.

Tampoco descartó que otras personas tomen la ruta del municipio de Matías Romero, para dirigirse a San Juan Bautista Tuxtepec, y de ahí trasladarse a Tierra Banca, Veracruz, para llegar a Puebla, Tlaxcala y Estado de México, rumbo a la Ciudad de México, y norte del país.

Mencionó que no está descartado que otros pasen por la ciudad de Oaxaca, aunque es una ruta muy larga. “La migración es así, impredecible”, asentó.