Sin mencionarlo, emplaza Sedena a AMLO a que presente pruebas en contra

21

 

José Carlos Beltrán, director de Derechos Humanos de la Secretaría  de la Defensa Nacional, rechazó las acusaciones que se han emitido en contra de las Fuerzas Armadas y negó que hayan incurrido en alguna violación de los derechos humanos. Esta declaración surge luego de los señalamientos que ha realizado López Obrador sobre la actuación del Ejército en el caso Ayotzinapa y y Nayarit.

El general José Carlos Beltrán, director de Derechos Humanos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), rechazó categóricamente las acusaciones que se han emitido en contra de las Fuerzas Armadas y negó que la dependencia tolere o encubra a elementos que hayan incurrido en alguna violación de los derechos humanos.

El funcionario exigió a los actores políticos que han acusado sin fundamento al Ejército por las acciones que realiza a diario, que presenten pruebas ante las autoridades correspondientes sobre los hechos denunciados.

Esta declaración surge luego de los señalamientos que ha realizado Andrés Manuel López Obrador sobre la actuación del Ejército en el caso Ayotzinapa y Nayarit y aunque el mando militar no lo refiere, sí menciona a actores políticos que han hecho acusaciones en contra de las fuerzas castrenses.

En conferencia de prensa, en la que advirtió que la dependencia ha sido tolerante, afirmó que la Sedena no tolera ni encubre ninguna conducta de los elementos castrenses y pidió “que si alguien tiene pruebas de señalamientos, que las presente”.

“Actores de la sociedad recientemente han afirmado, publicado señalamientos de que integrantes de las fuerzas armadas violentan indistintamente los derechos humanos especulando sobre la responsabilidad de los miembros del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana, sin que se cuenten con elementos de convicción que así lo demuestren, esto genera una percepción equívoca de la realidad”, declaró.

Precisó que se ha acusado al Ejército sin la mínima evidencia sobre hechos investigados no solo por autoridades judiciales nacionales, sino por grupos de expertos que han presentado conclusiones que desvinculan al personal militar de los hechos delictivos que fueron materia de su análisis e incluso –dijo- se ha difamado sobre actos represivos que ofenden al instituto armado y también a la sociedad.

Ante esa situación la Sedena respondió que ha dado muestras de tolerancia y prudencia en un sinnúmero de ocasiones, desde agresiones físicas a instalaciones militares e integrantes del Ejército y Fuerza Aérea, hasta injurias y ofensas provocadas.