Senado avala Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera

5

La Ley para Regular las Instituciones de tecnología Financiera, conocida como FinTech fue aprobada por el Senado, en lo general, con una unanimidad de 102 votos, y fue calificada en tribuna como símbolo de un cambio de época, por el senador Patricio Martínez (PRI), ya que dará certeza a los usuarios del uso de tecnología en los servicios financieros.

El presidente del Senado, Ernesto Cordero Arroyo (PAN) abrió la fase de discusión de reservas a varios artículos, que le presentaron senadores panistas y de izquierda, y al término de esta deliberación, la minuta será enviada a la Cámara de Diputados para su revisión final.

El senador Gerardo Flores (PVEM) explicó que estarán puestas las reglas para que con un teléfono celular, desde cualquier rincón del país, se pueda tener acceso a los servicios bancarios, en tanto que dará regularidad a las criptomonedas, que tiene cada vez más usuarios activos.

Zoé Robledo Aburto (PT-Morena) dijo que en los impactos de la nueva legislación está la inclusión de la población de bajos recursos que no cuentan siquiera con acceso a una sucursal bancaria, y que reciben apoyos del Progresa, cuyo ejercicio cuesta al gobierno federal siete mil millones de pesos anuales, y que se lleven a cabo tareas de entrega del recurso en efectivo en zonas apartadas del país. Con el uso de Tecnologías Financieras será posible transparentar los programas sociales, dijo.

Isidro Pedraza (PRD) afirmó que con la aprobación de esta ley “somos pioneros del futuro”, y será posible que las instituciones financieras tengan instrumentos para impedir abusos.

Marcela Guerra Castillo (PRI) dijo que la ley FinTech regulará las plataformas de finanzas alternativas, el sistema de pagos de todo tipo, facilita gestión de préstamos; tiene impactos en la igualdad de género pues dará acceso directo a las mujeres a los servicios financieros.

Las bancadas estuvieron de acuerdo que con esta ley México se coloca junto con los países que van a la vanguardia de los servicios financieros mediante el uso de tecnologías digitales. “Estamos en el siglo 21 y la ley FinTech facilita la inclusión de todas las personas”, incluidas las que hay estado fuera de los servicios bancarios y podrán tener acceso al sistema en un marco de certeza.

Las remesas que son tercera fuente de ingresos del país podrán manejarse a través de los servicios de Tecnología Financiera, describió la senadora Guerra Castillo, con una regulación a cargo de las instituciones del sector.

El dictamen que fue aprobado por el pleno establece que se busca “mejorar las condiciones de competencia en el sistema financiero mexicano”, en un marco en el cual la “tecnología ha transformado radicalmente la forma en que se lleva a cabo el comercio de bienes y servicios a nivel global. Esta revolución de innovación, impulsada por la disponibilidad amplia de tecnología, ha impactado de manera muy importante al sector de servicios financieros y ha transformado la manera en que se prestan los servicios tradicionales de banca y crédito”.

Las tecnologías digitales y vía Internet, “han surgido innovaciones tecnológicas y modelos de negocio que no cuentan con una regulación y supervisión por parte de las autoridades sobre las operaciones que llevan a cabo con sus clientes, por lo que hace necesario incluirlas dentro del sector regulado y supervisado del sistema financiero”.

Señala que el sector de tecnología financiera (FinTech) “es tan dinámico que requiere contar con un marco regulatorio que permita a las autoridades mitigar los riesgos y permitir su expansión en un ambiente competitivo”, basado en los principios de inclusión e innovación financiera, protección al consumidor, preservación de la estabilidad financiera, promoción de la sana competencia y prevención de lavado de dinero y de financiamiento al terrorismo.

Esta nueva ley consta de un marco general regulatorio que establece las bases y una regulación mínima que deben regir las instituciones reguladas y abre la posibilidad de que las demás disposiciones necesarias se establezcan y modifiquen con la mayor flexibilidad, “lo que permitiría que ésta se vaya adecuando conforme al dinamismo constante del sector FinTech”.