Se fractura la diplomacia con el Gobierno interino de Bolivia

14

El conflicto diplomático entre México y Bolivia se agudizó aún más: el Gobierno de aquel país decidió expulsar y declarar persona ‘non grata’ a la embajadora mexicana María Teresa Mercado, y acusó al Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de proteger a criminales.

Por su parte, el Gobierno mexicano defendió el actuar de su embajadora, quien, indicó, “siempre cumplió con los principios de política exterior consagrados en la Constitución mexicana y el derecho internacional”, y consideró que la decisión de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, fue de carácter político.

Por ahora, la relación diplomática entre ambos países se disminuyó a encargados de negocios, rompiendo todo diálogo en todos los temas; no obstante, la Secretaría de Relaciones Exteriores, a cargo de Marcelo Ebrard, descartó, por el momento, declarar como personas ‘non gratas’ a los diplomáticos bolivianos en México, sin embargo, el Gobierno federal llamó a retornar a María Teresa Mercado, la embajadora en dicho país, y dejando en su cargo a Ana Luisa Vallejo.

Por otra parte, los presidentes de las Comisiones de Relaciones Exteriores en el Congreso de la Unión se posicionaron por que las relaciones diplomáticas entre México y Bolivia se apeguen a la Convención de Viena.

La tensión entre ambos Gobiernos llegó a este punto de quiebre debido a que, pese al ya extinto asilo a Evo Morales, así como a excolaboradores de este, actualmente hay una decena de bolivianos con asilo político en la residencia de México en La Paz.

En declaraciones, la presidenta Jeanine Áñez dio un mensaje, con el que informó su decisión de expulsar y declarar como personas ‘non gratas’ a la embajadora mexicana María Teresa Mercado; a la encargada de negocios de España, Cristina Borreguero, y al cónsul Álvaro Fernández.

“Bolivia, señores, ya no es colonia de nadie. La democracia recuperada por los bolivianos después de 14 años de dictadura se respeta, el gobierno constitucional de Bolivia se respeta. Este grupo de representantes de los Gobiernos de México y España han lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y Gobierno de Bolivia”, mencionó.

Cabe señalar que la fractura diplomática también alcanzó a España, cuando Bolivia declaró ‘non gratos’ a dos diplomáticos ibéricos y cuatro policías.

La medida fue recíproca, puesto que España acordó este lunes la expulsión de tres diplomáticos bolivianos en respuesta a la decisión del Gobierno en funciones de Jeanine Áñez.