Relanzan México y EU estrategia anticrimen; realizan cumbre en Washington

14

CIUDAD DE MÉXICO.

Los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Rex Tillerson y John Kelly, se reunirán hoy en Washington con el canciller mexicano Luis Videgaray y el titular de la Secretaría de Gobernación para analizar estrategias contra el crimen organizado.

La embajada de Estados Unidos en México, a cargo de Roberta Jacobson, confirmó la reunión de alto nivel por parte de los funcionarios de los gobiernos estadunidense y mexicano, donde se analizarán las estrategias para combatir a las organizaciones criminales transnacionales.
Según la embajada, el diálogo identificará nuevos enfoques estratégicos para obstaculizar el modelo de negocios de las millonarias organizaciones criminales transnacionales que llevan drogas a Estados Unidos e infligen violencia en México.

La reunión es un resultado directo de los compromisos que el secretario Tillerson y el secretario Kelly hicieron durante su visita a la Ciudad de México los días 22 y 23 de febrero de 2017 para continuar el diálogo productivo entre nuestros dos países sobre temas de seguridad.

Además del canciller y el titular de Gobernación, también participarán el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Eugenio Imaz; el secretario de Estado Adjunto para Asuntos Antinarcóticos y Procuración de Justicia William, Brownfield, el subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental Francisco Palmieri, además de representantes de otras agencias gubernamentales estadunidenses.

“Ambos países reforzarán el compromiso de trabajar y colaborar de manera integral en los diversos temas de la agenda bilateral, así como los mecanismos de colaboración en la materia”, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).
Para analizar los temas de seguridad fronteriza y común entre Estados Unidos y México, Videgaray se reunirá con el secretario de Estado, Rex Tillerson, y con el secretario de Seguridad Interna, John Kelly.

Rex Tillerson sostuvo en la víspera que las relaciones con México son “vitalmente importantes” para EU.