Propone gobierno de Cuauhtémoc Blanco adecuaciones al Paso Express

6

El secretario de Obras Públicas, Fidel Giménez Valdez, propuso un proyecto de adecuaciones a la autopista del Paso Express que contempla reducir dos carriles y retirar siete kilómetros de barreras separadoras de los carriles centrales y laterales, para mejorar su operatividad y reducir riesgos a los automovilistas.

Después de un recorrido por la ampliación y modernización del libramiento de Cuernavaca, Giménez Valdez señaló que el gobierno de Cuauhtémoc Blanco solicitará adecuaciones técnicas a la autopista con el propósito de mejorar su operatividad.

El proyecto consiste en retirar siete kilómetros de barreras separadoras de los carriles centrales y laterales, en los tramos donde sea factible y no represente peligro a los automovilistas, reducir la autopista a ocho carriles, crear un acceso de entrada y salida a la altura del kilómetro 92 para agilizar el tránsito vehicular de los camiones que vengan de Cuernavaca o Jiutepec y se dirijan hacia el norte o sur de la entidad.

Fidel Giménez, exdelegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), también señaló que en el kilómetro 88+850 dirección norte a sur se plantea crear una salida para los automovilistas que deseen incorporarse a Cuernavaca.

El anteproyecto será entregado el próximo viernes a la SCT para el visto bueno y a su vez el delegado Héctor Castañeda Molina lo presentará ante Caminos y Puentes Federales (Capufe) y al Banco Nacional de Obras (Banobras), como responsables de la operatividad del Paso Express.

El proyecto, según el secretario de Obras Públicas, forma parte de las acciones que emprenderá el gobierno de Cuauhtémoc Blanco durante los primeros 100 días de gestión, por lo que buscarán acercamientos con las autoridades de la Comisión Estatal del Agua (Ceagua) y del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (Sapac) para analizar y resolver el tema de drenaje de las escuelas aledañas a este tramo carretero.

El Paso Express fue inaugurado en abril de 2017 por el presidente Enrique Peña Nieto y el exgobernador Graco Ramírez con una inversión superior a los 2 mil 213 millones de pesos para ampliar a 10 carriles un tramo de la autopista México-Cuernavaca.

La construcción del Paso Express provocó constantes accidentes automovilísticos que dejaron sin vida a más de 20 personas, y en julio pasado un automóvil cayó a un socavón donde dos personas perdieron la vida. Por esta situación la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) determinó que la SCT es la principal responsable de todas las irregularidades derivadas de la planeación y ejecución del Paso Express en la autopista México-Cuernavaca.