Podría Gutiérrez Vivó regresar a México como directivo del IMER

47

Trascendió que un equipo cercano a López Obrador habría buscado al comunicador para “sondear” su regreso a México.

México.- José Gutiérrez Vivó podría regresar al país para asumir la dirección del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), un organismo público descentralizado encargado de administrar las emisoras que pertenecen al Ejecutivo Federal y que forma parte de la Secretaría de Educación Pública.

De acuerdo con La Politica Online un equipo cercano a Andrés Manuel López Obrador habría iniciado contacto con quien desarrolló el concepto Monitor de la Mañana(1978-2008) -que actualmente reside en Texas, Estados Unidos-, “para sondear si desea regresar a México para darle potencia a las señales del IMER”.

Gutiérrez Vivó, de 69 años de edad, llegó a ser uno de los periodistas de radio más famosos a finales de la década de los 90 e inicios de la primera década de este siglo, pero un interminable conflicto legal con Radio Centro, señalamientos de censura y persecución política así como diversas demandas de extrabajadores de Monitor lo mantienen fuera del país. Dos fueron sus intentos por tener un programa informativo en Internet, pero ninguno continuó.

En enero pasado, con motivo del aniversario de Aristegui Noticias, Andrés Manuel López Obrador reconoció a los periodistas que se abren paso en Internet. “No es fácil el medio, conozco de otras experiencias de buenos periodistas que no han podido levantar el vuelo por las costumbres que todavía hay sobre los medios convencionales”, dijo y agregó que de resultar electo se comprometería a garantizar la libertad de expresión y que no hubiera más casos como el de la periodista o José Gutiérrez Vivó.

La oferta de presidir al IMER, según La Política Online, buscaría “saldar” las presiones que habría recibido el comunicador en 2004 por abrir el micrófono a López Obrador, cuando en su calidad de Jefe de Gobierno anunció sus intenciones de gobernar al país.

Desde agosto de 2013 las riendas del IMER están en manos de Carlos Lara Sumano, contador público de profesión y quien durante las administraciones de Ernesto Zedillo y Vicente Fox ya había ocupado la dirección general.