Piden a AMLO políticas para resolver asesinatos de periodistas

9

Es necesario que el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, establezca políticas encaminadas a esclarecer los asesinatos de periodistas en el país y ponga la protección de los comunicadores en su agenda, enfatizaron los participantes en el foro “El periodismo en México frente a la cuarta transformación 2018-2021”, organizado por la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos.

Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez, comisionado presidente para América Latina y el Caribe de la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos, dijo que actualmente México vive una transformación en materia de derechos humanos y por eso es necesario seguir avanzando en el tema.

Destacó que la organización promueve la defensa y protección de periodistas y rechaza la violencia que se ha ejercido contra los miembros del gremio.

En medio de ese contexto, afirmó que el próximo gobierno debe garantizar la libertad de expresión y la seguridad de los periodistas para que puedan llevar a cabo su labor.

Claudio R. Delgado, comisionado presidente de la CIDH en México, consideró grave que en las mesas de pacificación no se tomará en cuenta el tema de la violencia contra periodistas.

Como representante de la organización, hizo el llamado a que el presidente electo “determine con claridad políticas que estén encaminadas al esclarecimiento de los asesinatos de periodistas en México y que establezca políticas claras y abiertas en cuanto a cómo será el manejo de la información al quererla concentrar desde Palacio Nacional”.

Urgió a que quienes sean culpables de los crímenes sean llevados ante la justicia, porque “decimos no al perdón, decimos sí al esclarecimiento”.

Delgado indicó que es muy grave que el Estado no esté protegiendo el derecho de los periodistas a realizar su labor, porque para que un país sea democrático debe tener una prensa libre y participativa.

La relatora para la Libertad de Expresión de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Yunuhen Rangel Medina, afirmó que “el silencio es cómplice, por lo que se requieren declaraciones claras de la próxima administración en torno a la libertad de expresión”.

Destacó que en medio de la crisis de impunidad y violencia que hay en el país, es necesario establecer una política de Estado sobre libertad de expresión, la cual debe trascender los gobiernos y enmarcar todos los temas de derechos humanos que están relacionados.

Solicitó la incorporación de perspectiva de género en las medidas a establecer y dijo que en materia de protección y atención es necesario fortalecer las instancias instaladas, porque se ha informado que el fondo para el Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas está por terminarse porque por segundo año consecutivo no se le otorgaron recursos, situación que “no puede estar sucediendo”.

José Luis Martínez, director del suplemento cultural de Milenio, dijo que el periodismo ha cambiado en muchos sentidos y con los años también se ha transformado su relación con el poder.

Mencionó que con el cambio de gobierno le preocupan muchas cosas, por ejemplo, no quiere que se dé una regresión y las redacciones tengan de nuevo “el teléfono rojo”, con línea directa a la Secretaría de Gobernación y a la Presidencia.

Enfatizó que le preocupa también que en esta cuarta transformación se dé el giro en la línea editorial de varios medios de comunicación ante el cambio de administración, porque “el periodismo debe ser crítico e independiente del poder, no cómplice”.

José Luis Uribe, presidente del Club Primera Plana, expresó que para el gremio periodístico es muy importante que el nuevo gobierno ponga atención a la situación de violencia y conozca de primera mano las estadísticas.

Hizo el llamado a las autoridades entrantes a que desde el primer día de comprometen a trabajar en erradicar la impunidad y la inseguridad.

Mientras que a los miembros del gremio les hizo el llamado a “mantenernos unidos y trabajar en un solo sentido, la consolidación de México”, así como a seguir informando de manera veraz, crítica y sin inclinación hacia algún partido.

“Las libertades de prensa y expresión, después del derecho a la visa son fundamentales, por lo que se deben ejercer sin distinción”, enfatizó.

Al concluir el evento Gutiérrez Yáñez nombró a Julio César Rezende, comisionado de paz para América Latina de la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos.