Parlamento español debate si debe regular la eutanasia

5
Picture shows instruments for suicide a room in Liestal near Basel, Switzerland, where 104-year-old Australian scientist David Goodall plans to end his life on Thursday, May 10, 2018. Doctors say Goodall plans to take his life with an injection of the barbiturate pentobarbitol, a chemical often used as an anesthetic but which is lethal at excessive doses.(AP Photo/Philipp Jenne)

El Congreso de los Diputados español debate hoy si comienza a tramitar una propuesta de ley de los socialistas para regular la eutanasia, una intervención que prestaría la sanidad pública.

El Partido Socialista (PSOE), ahora en el poder, presentó esta iniciativa en mayo pasado, cuando estaba en la oposición, y necesitará el apoyo de otros grupos parlamentarios para que el Parlamento la tome en consideración, ya que solo dispone de 84 de los 350 diputados.

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, habló con el resto de grupos para que salga adelante, según indicaron fuentes parlamentarias.

En la propuesta legislativa, el PSOE determina que el derecho a la eutanasia es el que tienen las personas que requieren cuidados paliativos por una enfermedad grave e incurable y también aquellas “que deciden no vivir más” en casos de discapacidad grave crónica y que padezcan un “sufrimiento insoportable”.

Los solicitantes, que tendrán que cumplir varios requisitos de consentimiento y plazos, deberán tener nacionalidad española o residencia legal en España y disponer de la información que exista sobre su proceso, las diferentes alternativas y posibilidades de actuación, incluida la de acceder a cuidados paliativos.

El pasado 8 de mayo, la cámara ya aprobó tramitar una propuesta procedente del Parlamento regional de Cataluña que instaba a la despenalización de la eutanasia.

En esa ocasión, votaron a favor los partidos de izquierda y los nacionalistas e independentistas regionales, mientras que se opuso el Partido Popular (centroderecha), que entonces estaba en el gobierno; los liberales de Ciudadanos se abstuvieron.

También hoy, Unidos Podemos (izquierda) defenderá en el Parlamento que se tramite una propuesta de igualar a 16 semanas los permisos de paternidad y de maternidad, y que sean intransferibles y pagados al cien por cien.

Esos permisos serían también de 16 semanas en casos de adopción o acogida, y no necesariamente simultáneos.

La regulación actual obliga a la madre a tomarse las seis primeras semanas de permiso y de forma voluntaria las otras diez siguientes; los padres tienen un permiso voluntario e intransferible de cuatro semanas desde el día del nacimiento, en el que coinciden con la madre.

 

Con información de EFE.