Optimismo en delegación mexicana tras reanudación de diálogos TLCAN

6

Una visión optimista expresaron los miembros de la delegación mexicana que reanudó hoy aquí los contactos de alto nivel con miras a concretar un exitoso acuerdo el mes próximo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Yo estoy optimista, pero optimista cauteloso”, indicó el doctor Jesús Seade, representante del virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, quien calificó la reunión de excelente, aunque dejó en claro que no habrá “grandes movimientos” en este primer día, en el que -dijo- se sintió como si regresara a clases.

“Fue un muy buen regreso a clase. Hay un alumno nuevo en la clase, y estuvo muy contento”, declaró Seade a reporteros a las afueras de la sede de la Oficina del Representante Comercial de la Casa Blanca (USTR), Robert Lighthizer, acompañado por el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo.

Seade caracterizó su participación como pasiva, haciendo notar que “hay un gobierno, ellos están negociando. Conciliamos ideas. El punto de partida es que en todo lo que se ha hecho, no tenemos problemas en absoluto”.

Por su parte, Guajardo calificó el encuentro de más de una hora como una oportunidad para “revisar los espacios de aproximación, ver qué es posible, dar instrucciones a nuestro equipos”.

“Fue una reunión donde intercambiamos una serie de ideas para tratar de avanzar en esta negociación, ideas de ambos lados. Fue una reunión constructiva, muy positiva”, expuso.

Explicó que dada la presencia de Seade, el encuentro, donde también participó el canciller mexicano Luis Videgaray, fue también una suerte de “punto de consulta para trabajar juntos en interés del país”.

“El equipo entrante está analizando lo que se está discutiendo y privadamente (…) vamos a analizar las discusiones, pero el señor López Obrador ha sido claro de que la responsabilidad de la negociación es la administración presente”, manifestó el secretario de Economía.

En declaraciones poco antes de llegar a la USTR, Guajardo señaló que uno de los propósitos de este encuentro será “apretar el peso de este proceso con el fin de ver si podemos encontrar la pista de aterrizaje para un buen acuerdo”.

Asimismo, declinó precisar si el tema de la cláusula de revisión o “sunset clause”, será parte de los temas que se abordarían con Lighthizer y su equipo, indicando que las posiciones “están claramente” establecidas.

Como lo hizo antes Lighthizer ante senadores estadunidenses, Guajardo mencionó al mes de agosto como el escenario en el que se podría alcanzar un acuerdo, aunque a diferencia de su contraparte, fue más cauto en su valoración.

“Lo que hemos comentado es que la ventana de oportunidad” para lograr un acuerdo, “se abre en este momento, y más o menos se cierra a fines de agosto”, añadió.

Explicó que esta expectativa se sustenta igualmente en el hecho de que los temas han sido resueltos, y lo que resta ahora son los detalles del lenguaje de lo que ha sido acordado.

“Tenemos nueve capítulos totalmente cerrados. Diez prácticamente cerrados y los temas son muy específicos. No hay una gran cantidad de temas pendientes, así es que lo que hay, es el trabajo técnico de la escritura (…) o la redacción” de lo acordado.

Para Seade, la reunión de este jueves le permitió, además, tener un reencuentro con Lighthzer, a quien, según Guajardo, conoció cuando ambos ocupaban cargos oficiales de sus respectivos países en Ginebra, Suiza.