No es ilegal, sino inmoral que funcionarios brinquen del Gobierno a IP: AMLO

17

Llamó chapulines fifís y chapulines conservadores a funcionarios que después trabajaron en empresas privadas.

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no es ilegal, pero sí inmoral “y una vergüenza” que funcionarios públicos “brinquen” del gobierno a empresas privadas.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo dijo que ya se mandó a la Cámara de Diputados la iniciativa de ley de austeridad republicana que establecerá que ningún funcionario público podrá trabajar en empresas privadas durante diez años, después de servir en el gobierno.

“Lo mismo se va a hacer con los funcionarios públicos que terminan su desempeño en un cargo y luego pasan, chapulines fifís, brincan, chapulines conservadores, a trabajar a las empresas relacionadas con ellos, con el desempeño que tenían, como lo vimos ayer en el caso del sector energético”, dijo el presidente.

Destacó que ni en Estados Unidos, donde hay interacción entre el sector público y privado, se ha dado algo como lo que sucedió en México en el periodo neoliberal, y sólo en el sector energético.

Al reiterar su crítica contra los organismos autónomos, les reclamó por los sueldos de sus funcionarios e incluso señaló que se les permitió cometer ilícitos y se pagaban sus fianzas.

“Muchas de estas cosas de abusos, de falta de moralidad, se presentaron por la mescolanza entre poder público y poder privado, o sea no había frontera, no había separación, el gobierno estaba convertido en un comité al servicio de los hombres de negocios, mujeres y hombres de negocios, más hombres que mujeres. Entonces ya hay esta separación que es sana para todos”, sostuvo.

“Hubo mucha simulación, se crearon diversos organismos supuestamente autónomos, independientes, toda una constelación de organismos independientes, autónomos, otro gobierno, para operar el saqueo, para facilitar el robo, para entregar contratos, permisos a empresas particulares y en todos esos organismos la mayoría de los consejeros representaban a los grupos de intereses creados y nos vendieron la idea de que esto era la independencia, la autonomía, la llamada sociedad civil, que eran gente decente porque los del gobierno eran unos corruptos”, apuntó.