Incumplen evaluación docente

6

La actual administración federal no cumplirá con el número de evaluaciones a maestros que se había fijado con la reforma educativa. Según Reforma, siete de cada 10 maestros, del millón 643 mil que hay actualmente en el país, se quedarán sin ser evaluados.

Cuando la reforma educativa arrancó en 2014, el Gobierno del priista Enrique Peña Nieto se fijó la meta de evaluar en desempeño a todos los docentes de educación básica y educación media superior, que en ese entonces eran un millón 200 mil.

No obstante, cuando se lanzó el Nuevo Modelo Educativo, en 2017, la Administración de Peña Nieto redujo la meta para que la Secretaría de Educación Pública (SEP), los Gobiernos estatales y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) evaluaran al 50 por ciento de los maestros de educación básica y media superior para el ciclo escolar 2018-2019.

Según se establece en el Sexto Informe de Gobierno de Peña Nieto, la matrícula de docentes se incrementó en los últimos años hasta alcanzar el millón 643 mil.

Al momento, se han evaluado 391 mil 972 docentes y para la última evaluación de este sexenio, que comenzó el pasado 3 de septiembre y termina el 25 de noviembre, se registraron 65 mil maestros, de acuerdo con fuentes de la SEP, citadas por Reforma.

En total, 456 mil 972 maestros habrán presentado la prueba para el próximo 1 de diciembre, cuando inicia el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien prometió eliminar la reforma educativa, y con ello la evaluación.

En la evaluación de desempeño del ciclo escolar 2014-2015, se evaluaron 135 mil 806 docentes; en 2015-2016, 58 mil 625; de 2016-2017, 149 mil 632; y en el ciclo escolar 2017-2018, 47 mil 909 maestros participaron en la prueba.

Con la evaluación de desempeño docente, las autoridades educativas pretenden determinar si los maestros en servicio son idóneos o no para dar clases.

La Ley General del Servicio Profesional Docente, emanada de la reforma educativa, señala en el Artículo 52 que la evaluación del desempeño es obligatoria para los docentes y técnicos docentes en servicio de educación básica y educación media superior.

Sin embargo, esta evaluación ha sido la más criticada por los opositores de la reforma educativa, ya que con los resultados de las pruebas, el Gobierno define la promoción de los docentes y la permanencia de los mismos en las aulas.

En el Artículo 53 de esta ley secundaria, se estableció que si un maestro no alcanza un resultado suficiente en la tercera oportunidad de la evaluación de desempeño docente, se dará por terminado su nombramiento, puntualiza Reforma.