Expone su plan para bajar sueldos

8

En reunión privada, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, planteó a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que presentará una ley reglamentaria al artículo 127 constitucional, para que ningún funcionario público gane más que el titular del Ejecutivo federal; es decir, 108 mil pesos mensuales.

De acuerdo con López Obrador, en respuesta el ministro presidente de la Suprema Corte, Luis María Aguilar, le detalló un plan de ajuste del Poder Judicial que prevé un recorte presupuestal de 5 mil millones de pesos para 2019, aunque no explicó los rubros a reducir o si los ministros bajarán sus salarios.

El presupuesto de la SCJN para 2018 fue de 71 mil 366 millones 389 mil 337 pesos.

“Voy a promover que ningún funcionario público gane más que el Presidente, que se cumpla lo que establece el artículo 127 constitucional y voy a enviar una ley reglamentaria con este propósito, pero va a decidirlo primero el Poder Legislativo, y luego hay instancias para controversias, me voy a ajustar al procedimiento legal y lo que resulte al final”, afirmó el morenista.

En conferencia posterior al encuentro que sostuvo con los ministros, el presidente electo detalló que ese encuentro fue respetuoso, sin confrontaciones, y remarcó que hay un buen entendimiento y que el Poder Judicial es independiente.

Lo anterior fue porque en la campaña presidencial, López Obrador calificó a los ministros como “alcahuetes de la mafia del poder”.

“Somos respetuosos de la independencia de los poderes, pero ellos [los ministros] están conscientes de que no se pueden mantener los sueldos actuales y que tiene que haber una política de austeridad. No es imponer nada, desde luego, vamos a mandar la iniciativa para la ley reglamentaria del 127 constitucional. Cada poder tiene que hacer un esfuerzo.

“Encuentro una actitud receptiva, se dio un primer paso. El hecho de que habrá una disminución de 5 mil millones de pesos en plan de austeridad [de la Corte] es importante”, dijo.

En la casa de transición, acompañado de quien será su consejero jurídico en la Presidencia, Julio Scherer, el político tabasqueño detalló que el 1 de diciembre enviará dos paquetes de iniciativas de reformas al Congreso.

La primera como medida de austeridad, combate a la corrupción e impunidad que incluye que ese delito, el robo de hidrocarburos y los delitos electorales se consideren graves.

López Obrador propondrá también una reforma al artículo 108 constitucional para que el Presidente en función pueda ser juzgado por el delito de corrupción, así como abolir el fuero a servidores públicos y la reforma para que ningún funcionario gane más que el Ejecutivo federal.

Un segundo paquete que enviará al Congreso es para impulsar el estado de bienestar y modificar el artículo tercero de la Constitución, a fin de garantizar la educación gratuita en todos los niveles, cancelar la reforma educativa, elevar a rango de norma el aumento a la pensión de adultos mayores y para discapacitados pobres.

Además, una ley que garantice derecho a estudio y trabajo a jóvenes.

El presidente electo adelantó que impulsará que quienes ganen menos tengan un aumento progresivo en su salario, además de que se formule una política salarial y que se eliminen compensaciones y bonos ocultos.

Por otro lado, Olga Sánchez Cordero, futura titular de Gobernación, se reunió con los integrantes del Inai. La ministra en retiro invitó a ese instituto a participar en los proyectos del nuevo gobierno encaminados a consolidar el derecho a la verdad y la rendición de cuentas.