Cruzada contra huachicol debe ser de toda la ciudadanía, afirma especialista

23

Ana Lilia Pérez, periodista que ha denunciados los esquemas que han permitido el saqueo a Pemex, señaló que el combate al huachicoleo corresponde a todos.

La periodista Ana Lilia Pérez, quien se ha especializado en temas relacionados con los esquemas de corrupción en Petróleos Mexicanos (Pemex), los que han permitido el robo de combustibles, conocido como huachicoleo, señaló que la lucha contra dicha actividad criminal, no corresponde solamente al gobierno, sino a toda la ciudadanía.

Entrevistada por César Aldama, la investigadora que ha publicado libros en los que reporta las formas en que se ha permitido la sangría a la paraestatal, afirmó, como lo ha sostenido el presidente durante los últimos días, que la “mayor parte del saqueo a Pemex es por parte del propio personal de la empresa”.

Así lo refiere Pérez al exponer que “las tomas clandestinas representan el 20% de lo que se roba. El otro 80% responde a una estructura bien organizada desde dentro de la petrolera”, por lo cual destaca que el robo de combustible es uno de los eslabones del saqueo.

“Lo que hoy se ve es producto de ese saqueo que empezó como robo hormiga hasta convertirse en una estructura bien organizada (…) comienza desde las áreas de producción petrolera. Desde que el hidrocarburo llega para el proceso de refinación”.
Sobre el punto, la periodista detalla que empleados de la paraestatal cuentan con dobles contabilidades que tienen la finalidad de ‘maquillar’ lo que se produce de forma legal, para así tener un margen de maniobra que permite sacar lo robado por medio de pipas.

“Llegó a tal nivel de organización el crimen dentro de Pemex, que desde la torre de Marina Nacional, es decir, desde el corazón de Pemex, la gente que tenía a su cargo el monitorear sistema de ductos,  lo que hacían era permitir que se robaran el combustible”.
Por otro lado destaca que la estrategia de cerrar los ductos, como lo hizo el gobierno federal, busca identificar los puntos de la red que han sido manipulados de forma ilegal por los propios empleados de la empresa.

“En la red de ductos o poliductos, hay “redes paralelas”. Es decir, Pemex tiene su red legal, pero paralelamente hay conexiones alternas, ¿quiénes realizaban esas conexiones? el personal de Pemex”.
Al respecto, destaca que la cadena inicia cuando el personal de la torre de control de Pemex llama a quienes van a hacer la perforación, que son personas especializadas en la manipulación de válvulas y permiten que esa conexión paralela funcione.

Por lo anterior sostiene que se debe terminar con idea de que un huachicolero es quien sin tener conocimiento, perfora un ducto y se lleva con la gasolina en un “garrafón, pues no cualquiera tiene conocimiento específico de las rutas de los ductos, ni de la manipulación de los mismos.

A pesar de lo expuesto, Pérez destaca que la “cruzada contra el huachicol no debe ser del gobierno, es una cruzada de toda la ciudadanía”, pues cuando se habla de huachicol, “no estamos hablando de comprar o no algo barato, estamos hablando de violencia, muerte y sangre. Crimen organizado al más alto nivel.