Con miedo, edil baleado de Gómez Farías, asumió el cargo para buscar a su padre secuestrado

11

CHIHUAHUA

Yo tengo miedo, pero he aprendido a vivir con ese miedo, a vencerlo, porque o le lloro a mi padre o le sonrió a mis hijas y sacamos esto adelante. Nosotros decidimos organizarnos, empoderarnos y decirles hay que alzar la voz”.

Estas fueron las palabras de Blas Juan Godínez Ortega, presidente electo del municipio de Gómez Farías, Chihuahua, semanas antes de tomar protesta como presidente municipal, evento que sería este sábado y al cual no pudo acudir porque anoche, un hombre entró a su consultorio y le disparó en la cabeza.

El edil electo se debate ahora entre la vida y la muerte, en un hospital de la capital de Chihuahua.

Fue intervenido quirúrgicamente, está recuperándose, pero sí esta delicado, es lo que hemos recibido por parte de los médicos y es el clima de inseguridad, de impunidad de que no se han atendido las causas de la violencia de todo el país”, dijo Juan Carlos Loera de la Rosa, diputado federal por Morena.

La tragedia llegó a esta familia en noviembre del año pasado, debido a las condiciones de inseguridad en Gómez Farías. El padre de Godínez Ortega, también médico, fue privado de su libertad de manera violenta y hasta el momento se desconoce su paradero.

Esto impulsó a su hijo a encaminarse en la política en busca de mejoras para su comunidad, pero sin pretender hacer frente a los delincuentes.

Una pregunta en la última entrevista que se le realizó fue si había sido amenazado, dando entender que sí, pero que sus objetivos son claros, sin tener la necesidad de obtener un puesto público.

Yo tengo derecho a exponer mi vida verdad, pero no tengo derecho a exponer la vida de mis colaboradores o de la gente, entonces, me reservo el comentario para no intranquilizar más a mi familia, primero que nada, y luego a los habitantes de Gómez Farías”, dijo entonces Blas Juan Godínez Ortega.
Las condiciones médicas del político son estables pero graves. Los médicos que lo atienden esperan que su evolución sea favorable, luego de una cirugía de más de cinco horas.

En tanto, la familia se muestra positiva y esperan que el presidente electo regrese a su pueblo para continuar con su trabajo, pues no pretenden abandonar su lugar de origen.

La familia ya cuenta con seguridad en estos momentos, mientras la autoridad investiga el atentado.

A partir de estos hechos, yo he tenido una completa comunicación con el señor gobernador y con el fiscal general del estado, ellos han estado ofreciendo todo el apoyo posterior a los hechos, pero ya sabemos, que anterior a esto, tanto el gobierno federal, estatal y municipal, han padecido de la elemental coordinación”, dijo Loera de la Rosa.
Esta tarde, el edil suplente tomará protesta para continuar con los protocolos, mientras los diputados de Morena solicitan todas las garantías de seguridad, tanto a nivel estatal como federal, para los nuevos funcionarios.