con alta expectativa llega AMLO

6

Este sábado el priista Enrique Peña Nieto pasará la estafeta de la Presidencia de la República al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, en un escenario que hace 6 años nadie hubiera imaginado: con un presidente que se va con la más baja aprobación y la más alta desaprobación de su gobierno, y con sucesor que llega con las más altas expectativas, según encuestas publicadas en las últimas semanas.

El que se va, deja pendientes. El que llega, afronta retos. Sobre todo, en seguridad, corrupción, desigualdad y crecimiento económico, afirman especialistas.

México llega al relevo de gobierno con números nada optimistas en distintos rubros: una economía estancada en un crecimiento que ronda el 2% -más hacia abajo que hacia arriba-; más de 125,000 homicidios dolosos (22,000 más que en el gobierno de Calderón); 21,602 desaparecidos (que se suman a los 13,808 del sexenio pasado), todavía 8 de cada 100 mexicanos que sobreviven en la pobreza extrema y salarios en declive desde 2008.

De la corrupción, ni hablar. En el sexenio de Peña Nieto México cayó 20 lugares en el Índice de Percepción de Corrupción, que elabora la organización Transparencia Internacional.

Si en 2012 el país tuvo una calificación de 34 sobre 100 y ocupó el lugar 105 entre 176 naciones, en 2017 su calificación cayó a 29 puntos y en el ranking se posicionó en el sitio 135 de 180 países.

Para cada uno de estos problemas, el próximo gobierno ha ofrecido soluciones, aunque muchos desconfían o dudan de la pertinencia y la efectividad de las propuestas, que ya adelantaron ruta en esta larga transición de poder, que ha durado casi 5 meses.

A todos los problemas que persisten, en las últimas semanas se sumó la preocupación por la salud económica y financiara del país. Especialmente luego de la cancelación del aeropuerto internacional en Texcoco y la iniciativa de ley de Morena, que propone reducir las comisiones bancarias.

Dentro y fuera del país se levantaron voces de alerta sobre las decisiones del gobierno de López Obrador y su impacto financiero: salida de capitales, caída de los mercados y pérdida de confianza de los inversionistas extranjeros, entre otros factores que los analistas advirtieron como elementos de una “tormenta perfecta” por venir.

Diarios como The Wall Street Journal y Financial Times advirtieron de una pérdida de confianza de los inversionistas extranjeros en el gobierno de López Obrados. Una “luna de miel” que acabó sin haber comenzado, consideró The Wall Street Journal.