Banxico: sí fue un ciberataque; la afectación fue directa a los bancos

8

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico), confirmó ayer que la banca mexicana sufrió un ciberataque. Díaz de León Carrillo dijo que no fue el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) el que fue vulnerado, sino los aplicativos e infraestructura de los bancos para conectarse al SPEI. Vía telefónica, el funcionario aclaró que se desconoce si el agravio viene desde el exterior o del interior del país. Destacó que los recursos de los usuarios están seguros y que el ataque no afectó el dinero de ningún cliente, ni a los bancos en lo económico.

FUE UN CIBERATAQUE; SPEI, SIN AFECTACIÓN

La banca mexicana sufrió un ciberataque cuya magnitud  continúa evaluándose, reconoció el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.

A través de una conferencia telefónica, el titular del banco central dijo que no fue el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) el que fue vulnerado, sino los aplicativos e infraestructura de los bancos para conectarse al SPEI.

Claramente ha sido un ataque que ha impactado a diferentes participantes de la cadena de pagos. Es un ataque de importancia y por lo menos en el Sistema de Pagos no teníamos antecedente”, precisó.

Además, dijo que se desconoce si el ataque se dio desde el exterior o el interior del país e incluso si ya ha concluido.

No hay plena certeza de que esto ya terminó. Esperamos que así sea”, comentó el funcionario.

Pese a ello, destacó que los usuarios de la banca pueden sentirse tranquilos de que sus recursos están seguros y que con este ataque no se afectó a ningún cliente, ni el dinero que tienen depositado en los bancos.

Sin precisar cuántas y cuáles son las instituciones involucradas en este ataque, ni el monto que fue robado a los bancos a través de este mecanismo, el gobernador del Banco de México dijo que las entidades han tenido que reforzar sus procesos de mitigación y por ello se han visto los retrasos en su operación.

Todo empezó cuando el 27 de abril, cinco bancos detectaron operaciones a través de las cuales se hicieron transferencias a cuentas “fantasma” y por lo tanto, migraron sus operaciones al sistema alternativo de pagos del Banco de México, que es el que se utiliza en situaciones de contingencia que ha provocado que las transferencias electrónicas sean más lentas.

No hay indicios de que se hayan visto afectados los recursos de los clientes, las incidencias fueron a las cuentas de las propias instituciones”, explicó.