Apremia la CNDH a definir reforma

5

La reforma policial debe asumirse como una prioridad del Estado mexicano, afirmó ayer el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

Al inaugurar el Foro Nacional “Sumemos Causas por la Seguridad, Ciudadanos + Policías”, afirmó que postergar la discusión y definición de esa reforma tiene como precio que no se garanticen niveles mínimos de seguridad.

También trae como consecuencia, aseveró, que no se abata la violencia y se continúe minando la confianza y credibilidad de la sociedad en las instituciones de seguridad y justicia.

“Este proceso debe emprenderse de manera realista, objetiva, integral e informada, lejos de posturas extremas o dogmáticas. No hay espacio para la simulación, para falsos triunfalismos o posturas que pretendan negar con palabras lo que los hechos hacen evidente.

“Lo que está en juego es la integridad, la vida y el patrimonio de las mexicanas y mexicanos y, en última instancia, la estabilidad y futuro de nuestra vida democrática e institucional”, advirtió.

El Ombudsperson nacional enfatizó que México no puede seguir postergando la discusión y revisión de lo que pasa con sus Policías y qué tipo de instituciones se necesitan.

“Las Policías no pueden ser instrumentos de un gobierno, sino órganos de un Estado que protege y promueve la democracia, el cumplimiento y aplicación de la ley, así como el respeto y vigencia de los derechos humanos”, aseveró.

Subrayó que la prevención difícilmente podrá concretarse y ser efectiva bajo un esquema cuyo sustento sea básicamente la utilización de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad.

EU DA RESPALDO

Roberta Jacobson, embajadora de Estados Unidos en México, dijo este lunes que la calidad policial debe ser un estándar en México y ejemplificó su argumento con el de una cadena de cafeterías transnacional.

“Apoyamos al gobierno de México para lograr su objetivo de que todos los oficiales de policía sean certificados conforme a las normas nacionales. Es muy sencillo. Es como una taza de café de Starbucks, Sin importar en qué parte del mundo nos encontremos, podemos esperar un estándar de calidad igual. Los ciudadanos mexicanos deberían esperar los mismos estándares y el mismo servicio por parte de sus oficiales de policía sin importar en dónde vivan”, dijo.

La diplomática participó este lunes en el Foro Nacional “Sumemos Causas”, en donde estuvo presente el presidente Enrique Peña Nieto.

Dijo además que bajo la Iniciativa Mérida, el gobierno de Estados Unidos trabaja con el gobierno de México para estandarizar la capacitación de oficiales de policía en apego al Programa Rector de Profesionalización.

“El apego a las normas nacionales significa que todos tengamos las mismas expectativas básicas. Sin embargo, debemos recordar que los estándares son sólo el comienzo”, refirió.